Mario. (Galilea)

Tuve que alejarme de él a pesar de quererlo como no había querido a nadie. Mi razón no entendía de clarividencias ni visiones, no aceptaba que algo fuera de la lógica fuera más fuerte. Avanzando contra toda advertencia, buscando la luz que respondiera a todo este asunto tan extraño como mágico, encontré la respuesta que disolvió mi confusión. No era tan dificil descubrir que aquellas personas que me advertían, lo hacian de corazón, sin ninguna mal intención, sin ningún otro motivo que el de protejerme de un daño venidero con ese chico al que estaba empezando a amar. Al principio no quise ni escuchar, no quise pensar que podría ser verdad lo que esas personas me comentaban, pues sus fuentes venian del futuro, no del presente. ¿como podía alguien ver lo que pasaría dentro de unos meses, o un par de años?

Mis dias con Mario eran tan maravillosos, especiales, divertidos y alocados que no cabia pensar en un Mario con un lado oscuro, maltratador, machista y con aires de superioridad. Era algo que no había visto en él. Solo había dulzura en sus palabras, inteligencia y desprendía un cariño enorme hacia mí y hacia toda persona que tratara con él. Por todo esto, fué dificil aceptar lo que amigos con facultades mentales superiores me dijeron un buen dia acerca de él, sus palabras fueron tan claras y especificas: “alejate de él, este chico te hará daño, te he visto llorando en convivencia con él. Te maltratará psicologicamente, saldrá con los amigos y tu te quedarás en casa haciendo las tareas. Puede que llege a las manos contigo.” Esta visión, fue dada por una psíquica conocida de muchos años atrás, una mujer que nunca fallaba en sus predicciones. No fué la única que lo vió, dos personas más me adviriteron. ¿Acaso no tenía que vivir mi presente sin dejarme llevar por visiones futuras? ¿No era mejor experimentarlo por uno mismo? 

No dejé a Mario, trás estos comentarios, tenía que seguir viviendo mis mejores momentos con él, y poco a poco ir averiguando si podría llegar a ser cierto. ¿y como iba a hacerlo? Pues lo único que se me ocurrió fué hacerle las preguntas adecuadas. Y pidiendole que se dejará ver tal como era realmente, por que solo un lado bueno y maravilloso tendría que esconder algo. Con el tiempo y las respuestas que me daba me dí cuenta que realmente no conocía bien al chico del que me estaba enamorando, sus respuestas a ciertas preguntas me dejaban tan confundida, que pensé que no era tan maravilloso como creía. Continué con él hasta el dia que me di cuenta que todo podia ser cierto. Y fué tan duro romper un presente por un futuro que aún no había llegado, que mi visión de la vida cambió por completo.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Mario. (Galilea)

  1. Silvia AG dijo:

    Conseguiste salir…Eso es “éxito”

  2. orgav dijo:

    Siempre cuatro ojos ven más que dos… y como el amor es ciego… esos ojos no cuentan. Me gustó.

  3. amaiapdm dijo:

    Gracias por escribir, me ha gustado tu relato aunque la última parte meparece algo confusa. Un saludo. Amaya

  4. Carolina Garcés dijo:

    Escribes bien, pero tienes que tener cuidado con las tildes. Son importantes para que a el lector le quede clara la idea que quieres transmitir.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s