Día especial. (Manuela Asenjo)

Me afano ante el espejo con la raya del párpado. Mi pulso temblón hace que haya tenido que limpiarla dos veces.

Primero el fondo blanco, el de efecto buena cara. El maquillaje un poco espeso, colorete….

Hace años que no me pinto, leo los apuntes posados en la repisa del lavabo con atención, cumpliendo cada paso, como si fuera la chuleta de una chica instituto: sombra oscura en el inferior en forma de nuez que combine con el tono del iris o la ropa… ¡Ay qué nervios! Reflejos luminosos en el superior… que resplandezca la mirada…. Bueno, voy teniendo mejor cara. Espera, un poco más de polvo en los pómulos.

Miro el reloj por enésima vez, es casi la hora. En unos diez o quince minutos llegará. Tengo que estar impecable.

Retoco el perfilado de labios, me pongo la chaqueta de mi mejor traje sobre la blusa de seda. “Qué demonios -le digo a la mujer del espejo mientras pulverizo un poco de laca-, estás espectacular. Deberías arreglarte más a menudo”.

He tardado en elegir qué zapatos ponerme. Pero elegí éstos, los altísimos, de ante negro, estaban guardados al fondo del armario. La verdad es que me destrozan los pies, pero son los más sexys. Hoy estoy empeñada en que me vea despampanante, especialmente atractiva…

No he terminado de calzarme y oigo la llave entrar en la cerradura. Salgo de la habitación a la vez que él cierra la puerta. Da la vuelta, queda paralizado. Ha clavado sus ojos en mí y no puede apartarlos. Noto una mezcla de admiración, deseo y extrañeza.

-¿Y eso? – sospecha

-¿El qué? -sonrío nerviosamente

-Ese aspecto, ¿por qué te has puesto tan guapa?

-Quería darte una sorpresa

-¿Y el niño?

-Lo llevé a casa de mi madre. Quería quedarme contigo a solas.

-No entiendo, ¿qué celebramos hoy? Además, no iremos a salir; te olvidas de mi esguince, me duele mucho el pie.

Sigue quieto sosteniendo las llaves y la cartera, junto a la entrada. Avanzo hacia él desde el fondo del pasillo, decidida.

Con mi sonrisa más embaucadora me pongo de puntillas acercando mi boca a su oído (¿detecto un ligero destello de temor en sus ojos?)

–Hoy es una fecha muy importante, cariño, hace exactamente siete años, tres meses y veinte días que empecé a convivir contigo. Y mira, habremos tenido un hijo, habremos pasado muchas cosas, habrás marcado un antes y un después en mi vida, de hecho, has dejado en mí huellas imborrables. Pero hoy por fin quiero darte las gracias. No sé lo que sucederá mañana, si podré cumplir mis proyectos, ni siquiera si los tengo. Lo que sí te aseguro, querido, es: Jamás volverás a ponerme la mano encima.

No le da tiempo a reaccionar. Intenta agarrar mi brazo, pero me suelto enérgicamente. Saco mi maleta y mi bolso del armarito de la entrada y salgo con paso firme, barbilla en alto y mirada desafiante. Solo yo noto cómo me tiemblan las piernas, mientras arrastro el equipaje, poniendo especial cuidado en que las ruedas pasen por encima de su dolorido pie .

Abajo me esperan en el coche, es el principio de mi nueva vida. Sé que mañana, por fin, habré despertado para siempre de estos siete años de pesadilla. Por eso retoco nuevamente mis pómulos en el ascensor, que no se note ni un resto del pasado.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Día especial. (Manuela Asenjo)

  1. Isabel Elena Pappalardo dijo:

    ¡Qué bueno, Manoli! No me esperaba ese final. Me pareció fantástico. Cariños. Isa.

  2. Manoli dijo:

    Muchas gracias, Isa. Un besazo

  3. Mar dijo:

    Muy bueno Manoli, aunque, mucho espera tu personaje para salir del maltrato.

  4. Carolina Garcés dijo:

    Un final inesperado. Sonaba a noche de pasión sin frenos. Bien logrado.

  5. Mayte Sánchez Sempere dijo:

    Me encanta el detalle de pasar la maleta por encima del pie.
    Y me gusta el relato, con ese final que no hay manera de adivinar. Enhorabuena.

    Un saludo.

  6. Mayka Ponce dijo:

    Manoli, estupendo relato. Me ha gustado mucho, la idea en sí y en cómo la has desarrollado. Ojalá todas las mujeres maltratadas tomaran esta valiente decisión y sobre todo que al salir por la puerta sus maridos las dejaran marchar, como ha hecho el maltratador de tu historia. Saludos!

  7. amaya dijo:

    Gracias por escribir, es un relato lleno de fuerza y decisión mezclado con un poco de venganza. Un placer leerte. Un beso. Amaya

  8. Manoli dijo:

    Mil gracias por vuestros positivos comentarios. Un placer.participar con vosotros.

  9. Fantástico, Manoli. Todo apunta a una cita de amor y al final lo es: consigo misma. Me encanta esta prosa sencilla, clara, así como la intriga que le has dado. Que tengas suerte en el certamen.

  10. Leticia dijo:

    No hay mucho que añadir a lo dicho ya. Al empezar a leerlo crees que va a ser una cosa así, en plan empalagoso y no tiene que ver :). Me ha gustado mucho, muy bien contado.

  11. MªAngeles Millán Perez dijo:

    Felicidades!!!!.Ese giro inesperado lo hace sorprendente.Mis felicitaciones..

  12. Inesperado final. Esperaba una noche loca de amor, pero has sabido llevar bien la intriga. Felicidades!!

  13. judybkr dijo:

    un clima tenso. logrado!

  14. manoli dijo:

    De nuevo no tengo palabras para agradecer vuestros elogios y votos que me vuelven a hacer ganar este mes de Enero. Esto me da mucho impulso y motivación para no rendirme a pesar de los obstáculos. Un beso a todos . Y todas.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s