Estaba. (Carmen Ballester)

El tiempo pasaba lentamente, pero pasaba, … angustiosamente, los segundos, los minutos, las horas se acumulaban una encima de otra, como tierra, como losas en una lapida.
Él miraba la tele, aparentemente tranquilo, no quería pensar, todo estaba bien, imaginaciones. Sólo su mente que le engañaba repetidamente, sólo su corazón que latía fuerte y solo.
 
(Ayer, estuvo bien, anoche también, antes de ayer, …no comprendo, no comprendo.)
 
Dos cubiertos en la mesa,  dos vasos, …no tenía sentido. Se sentó, ella no venía, los trozos de carne apenas le entraban, la verdura sólo era color en el plato, en cambio, el vino corría libremente por su garganta, su única calidez en la noche, hasta que se acabó, …se acabó. Vació la botella, restos oscuros quedaron en el vidrio.
 
(Se acabó, se acabó…no, no, sólo el vino, sólo el vino. Mañana compraré, …sólo es el vino).
 
Se levantó, en aquella  alacena guardaba el licor. Sí, quedaba bastante, el alcohol le ayudaría, su compañera la botella, como aquellas últimas noches, hace ya semanas, en su soledad.
Ahora no;… todo estaba bien, seguro.
Su casa era aceptable, su trabajo  no iba mal, había dinero, la gente, bueno…algunos amigos y algunos más…
A ella también le iba muy bien, últimamente en ese trabajo suyo, la habían ascendido, por eso…esas ropas más caras, esa nueva presencia…más dinero. Además, ella se encargaba de la administración de la casa, papeles  bancarios, economía doméstica…  
Ella  valía mucho, sin duda, sólo…muchas horas fuera….
Su mente varonil casi enfermiza y embotada por el alcohol no cesaba de repetir…
 
(todo estaba bien, todo estaba bien)
 
Observó la botella, a través del cristal divisaba ese líquido, ese color;…sí, era como esos ojos, oscuros, femeninos, cálidos y acogedores, bellos y atractivos, solamente hundirse en ellos, en el licor que acariciaba entre sus manos. Abrió esa botella, no hacía falta vaso, sus labios temblorosos se acercaron, como cuando se acercaba  a esos otros labios.
 
-“(Diosssssssss!!!!, please)”
 
Un ruido conocido de llaves sonó a su espalda.
Dejó el licor, una sonrisa tranquilizadora recorrió su cara, se giró rápidamente.
Unos tacones  se acercaban, apenas pudieron avanzar. Diego había llegado nervioso pero  rápido hasta  la puerta. Por fin, ella…en casa, tan guapa….
 
(Todo estaba bien, todo estaba bien….)
 
-“María, …María. ¿por qué llegas tan tarde?”
-“…”
-“María…”
 
Diego puso sus manos alrededor de ese cuello, por un momento….sus labios necesitados y vacilantes, se acercaron a los suyos. Sólo un leve contacto, sólo sentirla allí, como tantas veces, como ayer, como antes de ayer.
 
-“…María”
 
Ella estaba ausente, más fría, ya no miraba a sus ojos, simplemente no podía. Le acarició una de sus mejillas barbuda de cinco días.
 
-“¿Has estado bebiendo?”
-“Sólo un poco, …con la cena”
-“…”
 
María se acercó al perchero, depositó su bolso, su pañuelo. Diego le seguía detrás.
 
-“¿Dónde has estado,…María, por favor?”
-“Sólo me he entretenido un poco, el trabajo, sólo es eso. Pareces cansado, has bebido …vete a dormir. Luego subo.”
-….
-Tranquilo, tomo algo ligero, bajo la basura, de paso miraré el buzón…que se me olvidó y subo.
-“…”
 
Esos ojos oscuros tras esas pestañas con rimel excesivo, por primera vez en la noche se posaron en Diego. Sus brazos se situaron alrededor de su torso, …aquel aliento a alcohol
 
-“Diego, …cariño. Todo está bien, …. Anda, ves a la cama, yo no tardaré.”
 
Una tímida luz asomó a sus claros ojos masculinos, sus labios sedientos se volvieron a posar en esos otros labios, más húmedos, más finos….más fríos.
 
-“Sí, te espero arriba, se me va la cabeza”
 
Sus pasos fatigados trastabillaron  lentamente por detrás, hacia las escaleras.
 
María se acercó a la entrada, allí oculta en un armario una pequeña maleta. Sacó de su bolso su celular, marcó ese número.
 
-“…Sí?. Sí, Pedro, …estoy sola, se fue a dormir. Bajo, …sí, amor, nos vamos”
– ¿lo llevas todo…el dinero?.
 
Apenas a unos metros, abajo en la calle, en esa esquina, un hombre guardaba su teléfono en su bolsillo, una leve sonrisa en su cara mientras fumaba ese cigarrillo.
En su mente resonaban esas últimas palabras femeninas escuchadas.
 
– Si Pedro, amor… bajo enseguida…nos vamos…, lo llevo todo.
 
Apenas a unos metros,  tras  aquella estantería, y entre esas  escaleras.
Esas palabras penetraban, …Unas piernas temblaban, un corazón casi en silencio, unas lágrimas cansadas de brotar.
Unos puños prietos y descarnados. Su mente alterada.
 
Diego, …permanecía allí.
 
(No, …no todo estaba bien)

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Estaba. (Carmen Ballester)

  1. Silencio dijo:

    La forma de relatar engancha, Carmen, hace que la historia se lea con facilidad; además de ello, permites que se vayan barajando varios finales conforme se va avanzando. Solo un pero, el “please”, que para mi, desentona del resto. Todo lo demás muy bien. Felicidades. Un saludo.

  2. Tritio dijo:

    ¡¡Ay!! Te he escrito un comentario mega-largo sobre el relato y he cambiado de página sin darle a “publicar comentario” (y ahora me da una pereza terrible acordarme de todo lo que he escrito).

    Resumiendo:

    -Lo bueno: La facilidad con que haces llegar los sentimientos y pensamientos de Diego al lector, eso hace que uno pueda introducirse más en la historia

    -Lo dudoso: Ese please seguido de un “dios” con quizá demasiadas S. Me parece que es válido en el sentido de que tiene la excusa de ser el pensamiento de Diego, y diego puede pensar en inglés si le apetece y de poner todas las “S” que guste a una palabra que, en principio, solo tiene una.

    -Lo mejorable: Abre interrogaciones y exclamaciones, casi siempre lo haces, pero a veces se te escapa. Es un texto muy dependiente de puntos suspensivos, el 80% están bien y transmiten lo que deben. Pero si hay muchos, como es el caso, los que estén de más van a llamar demasiado la atención, no es bueno abusar de nada.

    Y más o menos era eso lo que comentaba. Tiendo a seguir este esquema de bueno y no tan bueno o “sí, pero no.” Creo que así no me olvido de nada y no parece que lo bueno sea algo que comente para consolar después de dar el palo, pero si a alguien le sienta mal esta manera que tengo de comentar, ¡que lo diga!

    • MayteSanSem dijo:

      ¡A mi! ¡A mi me sienta fatal! ¡Yo era la mala, la de los peros, la antipática de las comas y las tildes! Vale, no me sienta mal, al contrario. Y lo haces mucho mejor que yo, que soy más seca, más bruja y menos positiva 🙂

      Carmen, perdona que no te comente ahora; en cuanto tenga un rato largo, te leo y comento con calma, que no me gusta precipitarme. Te puedo decir ya (por si después no me da tiempo) que en general me ha gustado aunque encuentro esos “peros” que ya te han comentado.

      Un saludo.

      • Tritio dijo:

        Jajajajajaja, ¿así que estoy adentrándome en terrenos que ya tienen dueño y te sientes amenazada? 😉

        Si puedo encontrar una mejor forma de hacer las cosas, no dudes que lo haré (o al menos lo intentaré), pero en lo que a mí respecta, lo mejor del concurso es que la gente te lea y te comente (y que me digan muy bien o muy bonito y ya está… no me va a ayudar a mejorar. ¿¿Y si me vuelvo un ególatra?? ¡Qué miedo, Dios mío!)

  3. MªAngeles Millan Perez dijo:

    Cuando las cosas se ven que van mal, al final, van mal…fenomenal, me gusto!!!

  4. Carolina Garcés dijo:

    Los tonos y sentimientos de cada personaje son transmitidos al lector con facilidad, lo que hacen que se enganche de principio a fin. No le hubiera puesto tantos puntos suspensivos, pero ya es cuestión de estilo e intenciones del escritor. Sólo unos pequeños fallos de ortografía y puntuación que valen la pena revisar. Muy bien contado.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s