Hotel California. (Daropa)

Reconoció la melodía que sonaba en el bar. Era una de sus canciones favoritas, el viejo tema de  The Eagles, “Hotel California”. Gratamente sorprendido, Jon se relajó en el sillón de skay negro del Pub y se concentró en la melodía que había escuchado cientos de veces. Había oído múltiples interpretaciones sobre la intención de la letra de “Hotel California”, pero el creía que la única intención de Bernie Landon al escribir aquellas estrofas, era mostrarnos los sencillos caminos, que nos llevan a tomar decisiones que nos marcan el futuro para siempre. Jon cerró los ojos y  permitió, que por un instante la voz de Landon navegara por su mente, casi podía ver aquel hotel entre la montaña y la costa, que ofrecía casi todos los placeres, pero a un precio excesivo.  De repente abrió los ojos, y vio la razón que le había llevado al sillón de Skay negro de aquel bar. El juez estaba sentado en la barra, de espaldas a el, hablaba  con otro tipo con el  Jon le había visto otras veces en este bar. Parecía relajado. Sabía de ese hombre que ahora le daba la espalda, prácticamente todo. Sus relaciones familiares, que se resumían en una aburrida pero aparentemente feliz vida conyugal, y en la turbulenta relación con su hija adolescente. En el trabajo era un tipo respetado, aunque su notoriedad y su aparente incorruptibilidad levantaban entre sus colegas envidias y simpatías  a partes iguales. Jon  conocía sus costumbres y sus horarios mejor que su secretaria o  que su mujer. Y sin embargo lo único que le había hecho falta saber de aquel hombre, es que todos los viernes al salir del juzgado, le gustaba ir a este bar a tomar una copa antes de ir a casa. De pronto, la música dejo de sonar en los oídos de Jon, ahora en su cabeza “hotel California” no era mas que un susurro lejano. Se concentró única y exclusivamente en aquel tipo y en las circunstancias que rodeaban al bar. Comprobó que no hubiera nadie que le tapara la puerta de salida y  de que nadie pareciera  sospechoso  de estar vigilando ni a el, ni al juez.  Las circunstancias le parecieron perfectas, sin duda era la ocasión que Jon había estado esperando durante meses. Se levantó del mullido sillón de Skay negro y mientras se dirigía a la barra, sacó la pistola. En décimas de segundo levantó el arma y a quemarropa, con el cañón a un par de  centímetros   de la nuca del juez, apretó el gatillo. El estruendo se convirtió en un ligero pitido en los oídos de Jon, y sin mirar a nadie ni a nada se dirigió a la salida, mientras se guardaba la pistola, aún caliente, en la cintura por debajo de los pantalones. Sintió el calor del arma quemándole la piel. Al salir a la calle un par de ráfagas de luz de un coche le llamaron la atención, se acercó al coche y subió al asiento trasero. Mientras el chofer, al que Jon no había visto jamás, conducía tranquilamente por las calles de Madrid, Jon se recostó en el asiento y cerrando los ojos  volvió a oír el estribillo de la canción de The Eagles,

 “Bienvenido al hotel California, qué hermoso lugar, qué hermosa fachada”.

 

Más relatos del autor en http://dhmescritos.blogspot.com.es/
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hotel California. (Daropa)

  1. Leticia dijo:

    Me gustan mucho este tipo de relatos cercanos al género negro. Quizás en algunas partes hay demasiadas oraciones con subordinadas precedidas de “que”. Es una historia directa, en la que pronto adivinas lo que va a pasar, pero eso no hace perder el interés por leerlo. El personaje principal tiene buena pinta, podría dar más de sí para otros relatos. Me ha parecido muy interesante.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s