Reloj no marques las horas porque voy a enloquecer. (Sofico & Mum)

Al principio me miraba de reojo casi sin querer y sí, he reconocerlo, a mí me gustaba.

Con el tiempo comenzó a interesarse más por mí. Me miraba al levantarse, al  ir a tomarse un café, pero cuando más me alagaba que me mirase era por las tardes, me echaba un vistazo y por mí, lo dejaba todo incluso su trabajo.

Un día grabo su nombre en mi espalda y puso una fecha que nunca supe a qué hacía referencia. Pero sentí que de alguna forma seriamos compañeros de viaje por mucho tiempo.

Nuestra relación era perfecta. Pasábamos muchos ratos felices uno en compañía del otro.  A veces me contemplaba en silencio, dejando que los minutos se fueran escurriendo entre sus dedos. Y eso a mí me hinchaba de placer.

Después todo cambió. Creo que ascender en su trabajo le afectó mucho y comenzó a vigilarme a todas horas. Fue entonces cuando me di cuenta que toda su vida giraba en torno a mí. Y su constante atención comenzó a asfixiarme.

Quería dominarme, marca él las pautas de nuestra relación, apoderarse de mi vida, detenerme en un instante. Pero yo siempre esquivo conseguía seguir hacia delante, huir de alguna forma. Y eso sé que comenzó a molestarle.

Nunca había dicho en voz alta lo que voy a decir ahora. Trató de ahogarme.

Sí. Una tarde durante uno de nuestros paseos, me arrojó desde un puente a un río helado. Yo comencé a hundirme lentamente y cuando estaba a punto de detenerme para siempre, me rescató.

Creo que me necesitaba demasiado y esa dependencia era más fuerte que el odio que ya sentía hacia mí.

Después de aquello nuestra relación pasó a ser más fría. Él se dio cuenta de que nunca podría controlarme y creo que se resignó a ello.

Así seguimos juntos hasta que una mañana dejé  de sentir el tic tac de su pulso. Su corazón se había parado.

Después ocurrió lo inevitable, me quitaron con mucho cuidado de su muñeca izquierda y me entregaron a otra persona que me colocó en su  muñeca izquierda, donde siempre me colocan.  Mi nuevo compañero miró mis manecillas y sonrió. ¡Oh! No.  Él también esta comenzado a mirarme con obsesión.

Más obras de la autora en Soficó & Mum
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Reloj no marques las horas porque voy a enloquecer. (Sofico & Mum)

  1. Detén el tiempo en tus manos…Muy buena alegoría.

  2. Ana Calabuig dijo:

    Muy buena idea la de personalizar al reloj y que sea él quien relate la dependencia que tenemos del tiempo.

  3. Sofico & Mum dijo:

    Gracias, lo agadezco un montón.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s