A una flor. (Carmen Ballester)

Un día encontré una flor

Que me llenó de color

Y volaron mis alados

Paseando por sus vados.

 

Cada día amanecía

Con su aroma adormecía

Y al despertar sonreía

Dándome paz y alegría.

 

Mil mariposas cantaron

Y un caracol dio el valor

Donde las almas temblaron.

 

Que se moje, es mi temor

Si mis manos la soltaron

Torpe soy, pues sé su amor.

 

Mi flor sigues siendo tú

Y apareciendo en mis vías

Intentando darles luz.

 

Sólo que ella no es feliz

No la cuidé en demasía

Soporto yo este sufrir

Que ganado merecí.

 

Por no saber apreciar

Que no supe bien tratar.

 

Y esa flor no se murió

Ella sigue apareciendo

¿Soy un mal jardinero

O  yo la flor que cayó.?

 

Las dos cosas, … ¡vive el cielo!!

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s