Gemelos. (Antonio Tejedor García)

Hoy he vuelto a ver a Juan. O quizá fuera Pedro, no sé. Han pasado dos años y sigue siendo imposible reconocer quién es quién en esta pareja de gemelos. Y eso que salí con uno de ellos. Con Juan, creo. Mi amiga Maica salía con Pedro, el que dio a pique con nuestra amistad y desarmó el grupo. Todo el instituto les hizo el vacío hasta el aburrimiento. Inmisericordes. Ellos, tozudos, tampoco dieron su brazo a torcer para aclarar el suceso. Hasta que se largaron a vivir a otro barrio.

A nuestros 16 años, a Maica y mí hasta nos parecía divertida la incógnita de no saber a quién besábamos. La cara, la estatura, la voz, la forma de andar… dos gotas de agua. El mismo tic de tocarse el lóbulo de la oreja izquierda. Lo hacían a la par aunque en ese momento estuvieran mirando en direcciones opuestas, como si un resorte oculto transmitiera la orden. Salían a la calle o iban al servicio y a la vuelta no había forma de diferenciar cual de los dos se sentaba a nuestro lado. Ellos mismos bromeaban (creo que bromeaban) sobre nosotras. Como sobre las clases en el instituto. Decían que cada uno estudiaba la mitad del examen y pasaba al otro la otra mitad mediante la transmisión del pensamiento. Una buena explicación para sus buenas notas, porque estudiar… 

Ahora lo tengo a mi espalda, en el bar de la facultad de Medicina. La cortesía de un saludo y media vuelta. Nada más. Supongo que estará tomando el café de costumbre, solo, corto, sin azúcar. Tenía que haberme fijado. Llega el aroma en una nube de vaho tostado que me abre la nariz y me hace girar la cabeza hacia él. El mismo gesto de siempre: huele, bebe, lo trasiega despacio. Es Juan, seguro. De preguntárselo, eso contestaría. Una respuesta que no es de fiar: tras el incidente los dos eran Juan, hablaras con quien hablaras. Ni siquiera Juan Pedro, como bromeábamos de normal.

Aquella noche de sábado encontramos a Maica tumbada en el suelo, junto a la puerta de la discoteca donde nos divertíamos. Su esfuerzo por evitar el rastro de las lágrimas había ayudado a hecerlas más patentes: mascarones negros de rímel y una tristeza en los ojos como fotografía de la desolación. El sujetador, roto; la camiseta, sembrada de manchas; las bragas… no sabía, en algún lugar de la batalla, es de suponer. Pedro había tratado de forzarla.

La inocencia de Juan quedaba clara. Pero al día siguiente los dos eran Juan. Los interrogatorios policiales no lograban clarificar a cual de ellos encerraban en la celda. Solo yo lo supe el fin de semana siguiente. Inmediatamente llamé a comisaría y allí mismo lo detuvieron, en el bar habitual donde solíamos cenar un bocata y tomar café antes de decidirnos por un buen garito para pasar la noche de sábado. Mientras la policía le colocaba las esposas Pedro me miraba sin acabar de dar crédito a lo que estaba sucediendo. Más que sorpresa, su cara reflejaba el mapa de la perplejidad. ¿Por qué lo detenían? Ya en la calle, a punto de verse encerrado en el coche policial, lo saqué de dudas.

-Me dan asco tus besos, tan dulces.

Más obras del autor en www.lagartosquebrada.blogspot.com
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Gemelos. (Antonio Tejedor García)

  1. Joan Manuel García Paz dijo:

    Excelente final,creo que le auna un plus al relato que de por sí es muy bueno.suerte y saludos.

  2. MayteSanSem dijo:

    Me gusta y mira que el tema de los gemelos está trillado, pero lo has resuelto bastante bien.

    Un saludo y suerte.

  3. antegar51 dijo:

    Gracias, sois muy amables

  4. Me gusta como perfilaste los personajes, de una manera sencilla y profunda. Bien logrado

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s