El asesinato de Katherine. (Santo Alcibíades)

“Sólo vine -comenzaba la nota que Katherine había dejado sobre mi escritorio- para llevarme algunas cosas mías…”

No seguí leyendo y me guardé rápidamente la nota en el bolsillo a tiempo que entraba el Comisario.

-Usted no debería estar acá -me dijo ceñudo.

-Es mi casa, Comisario.

-Por el momento es la escena de un crimen y usted es el único sospechoso que tengo.

-¿Yo? ¿Porque iba a matar a mi esposa? ¿Cual sería el motivo ? ¿Está usted loco?

-¿Ustedes estaban separados?

-No -negué en forma vehemente- bueno… es cierto que ultimamente no nos llevábamos demasiado bien, pero…

-Eso no contesta a mi pregunta.

-No estábamos separados.

-Sin embargo su esposa tiene una habitación del hotel Taylor registrada a su nombre.

-Es que ella…acostumbra a alejarse a veces, decía que necesitaba estar sola unos días.

-Ahá -dijo el Comisario sacando pequeño blok de notas- ¿iba siempre al mismo hotel o frecuentaba otros?

-No lo sé.

-No importa, verificaremos eso.

Pensé un rato y decidí decir la verdad.

-Bueno, no… es la primera vez que se fue de casa. Pero yo no la maté, usted está dando palos de ciego demasiado injustamente para conmigo.

-Escúcheme Dr. Dawers, usted es un reconocido abogado penalista y coincidirá conmigo que si las puertas no fueron violadas y si le sumamos que su esposa fue asesinada con un cuchillo de un juego que está en la cocina de su casa…

-Eso no probaría nada Comisario; en ningún tribunal del país, son pruebas circunstanciales y endebles- le contesté mientras un frío sobrecogedor me recorría el cuerpo.

– …y si no hay huellas digitales salvo las suyas y las de su esposa…

-No agrega nada Comisario, es obvio que el asesino borró sus propias huellas…

-… y usted me dice que hace unas horas dejó el Estudio y salió a caminar solo sin recordar con precisión por donde… un feo asunto para usted Dr. como comprenderá fácilmente.

Feo, muy feo, pensé. Katherine iba a ganar otra vez, como siempre… y sentí cuanto la seguía odiando, aún muerta. Y entonces recordé sus últimas palabras: “te pudrirás en la cárcel, maldito… y yo… yo estaré en un mundo mejor…”

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El asesinato de Katherine. (Santo Alcibíades)

  1. ana amigo dijo:

    Interesante historia.

  2. Bastante intrigante y con un ritmo muy ágil. Muy ameno. Me ha gustado bastante

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s