Un moribundo en el Moulin Rouge. (Santo Alcibíades)

El hombre obeso, demacrado y tembloroso, caminaba con dificultad a lo largo de la alfombra de subida tonalidad colorada. El escenario, deslumbrante a la luz de los faroles de gas, permanecía vacío con sus cortinas entreabiertas; debajo, tras la baranda cromada, la orquesta sonaba en tono suave. Dos camareros se apresuraron a ayudar al hombre que parecía seriamente enfermo, su larga cabellera descuidada bajaba por la inmensa espalda y los párpados hinchados amenazaban cerrase sobre sus ojos. Fuertemente aferrado por los camareros el hombre se sienta en una pequeña silla de terciopelo luego de emitir un prolongado suspiro pide una botella de Luis Roederer Crystal y dos copas. Cuando el camarero regresa con el pedido le solicita servir las copas y tomando la suya mientras mira hacia la silla vacía a su frente, dice en inglés

-A tu salud, dilecto amigo mío, Henry Marie Raymond Toulouse-Lautrec y que tu próximo intento de suicidio tenga éxito. Como ves, mi fin me acecha aunque deberíamos poder terminar nuestras conversaciones comenzadas en Londres y que, seguramente, nuestros destinos dejarán inconclusas.

El hombre calla y comienza a respirar agitadamente, la copa cae de su mano y el cuerpo vencido resbala por la silla. Acude rápidamente el Gerente y ayuda a acostarlo sobre la alfombra, luego le susurra:

-Hemos llamado al médico Monsieur ¿como es su nombre?

-Oscar Fingal O’Flaherty Wills Wilde, poeta y dramaturgo irlandés y ex presidiario británico -contesta con una voz triste y apagada.

El Gerente mira por primera vez el gran crisantemo que el poeta aferraba fuertemente con su mano y queda asombrado por el estado calamitoso de Oscar Wilde y por su presencia allí. Se presenta el médico y decide su traslado al hospital donde poco después moriría.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Un moribundo en el Moulin Rouge. (Santo Alcibíades)

  1. Joan Manuel García Paz dijo:

    Excelente.Oscar Wilde,le propicia un halo de misterio e interés, que de por sí, en tu narrativa se aprecia.Saludos y suerte.

  2. Benjamín Román dijo:

    El uso de los tiempos verbales, predominantemente en presente, pero no exclusivamente no me termina de satisfacer. Asimismo, la repetición en líneas cercanas de la palabra camarero. A mi parecer no es un relato sino una minificción, con ligeras correcciones podría funcionar como tal . ¿Óscar Wilder terminó así?

  3. Santo Alcibiades dijo:

    Si, Benjamin, tienes razón en todo. Lo escribí apresuradamente, vi los detalles como los tiempos verbales contrapuestos y otros y lo mandé así. No tengo paciencia para corregir, lamentablemente. Siempre hago lo mismo, si sale, sale y si no, no; por eso -entre otros detallecitos, je je- no he escrito nada que valga la pena. Igual me divierte lo que hago, saludos y gracias por tu agudo e inteligente comentario.

  4. manoli dijo:

    Hay algo que no me gusta de lo que dices; Que no has escrito nada que valga la pena.
    Eso es falso, falsísimo.
    Triste estampa esta última de Oscar Wilde. Me ha gustado, a pesar de los pequeños errores que ya te han dicho, mezcla de los tiempos verbales quizá lo más llamativo.

  5. manolivf dijo:

    A mí también me gusta, Santo. No es fácil recrear este tipo de escenas como lo haces. En cuanto a lo escribir apresuradamente, sin paciencia para corregir, es algo que también a mí me puede, veo los fallos desde que lo publico, pero en fin…estoy de acuerdo con manoli en que es falso que no escribas bien, lo haces muy bien, así que imáginate si llegas a corregirlos…!!!

  6. carlaluna91 dijo:

    Salvo lo de los tiempos verbales, el resto queda bien y con fuerza.

  7. leticiajp dijo:

    Es que es mucho más bonita la parte creativa que la correctora, yo hay veces que se me quitan las ganas de acabar algo por no tener que corregirlo… Y también he tenido la tentación de dejarlo como está, como haya salido. Pero es importante repasarlo, sobretodo para facilitar a la persona que lee la comprensión del texto. Es una pena que un buen argumento y una buena atmósfera se puedan perder por eso. Yo te recomiendo que lo leas en voz alta y vayas cambiando lo que te chirríe.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s