Estaba mejor sin saber de ti. (Eva Olave)

– Riiiing- riiiiing-riiiing…

– Dígame

– ¿Clara?

– Sí, soy yo ¿Quién es?

– Mónica, Mónica Cifuentes. ¿Me recuerdas? De Inmobiliaria Gorgolla

Clara hace un esfuerzo vertiginoso por traer a su recuerdo a esa Mónica de Inmobiliaria Gorgolla, su última empresa como comercial antes de decidir ser madre y emprender la vida que tanto había soñado: Ama de casa acomodada y madre feliz. Por fin, la memoria aviva su mente y sonríe con el recuerdo de esa pobre infeliz. Mónica: Esa criatura desgarbada, más fea que un día sin pan, que todo la salía mal,  y con menos cerebro que un mosquito ¡pobre niña!

-¿Mónica? Sí ¡Qué alegría! ¡Cuánto tiempo!

– ¡Clara! ¿Cómo estás? Han pasado más de tres años desde que dejaste el trabajo.

– Sí, tuve un niño. Y ahora ando con  los problemas y alegrías típicas del ama de casa. ¿Y tú?

– Yo, genial, reina. Todo me va fenomenal

– ¿Sí? Pues cuánto me alegro, cuenta, cuenta…

– También me casé, adivina con quién

– No sé. ¿Le conozco?

– ¡Claro! Antonio Gorgolla: nuestro jefe

Segunda prueba memorística. ¿Antonio Gorgolla? El hijo de Adolfo Gorgolla, dueño de la inmobiliaria Gorgolla. ¿Antonio? ¿El adefesio de  Antonio? el paticorto, el horror de las nenas, el que iba dejando su baba de caracol por todos los despachos…¡Ay, Antonio! ¡Vaya dos, cómo se reproduzcan baja el nivel de la especie! jajaja

– ¡Pero Mónica, qué bueno, cuánto me alegro!

– Gracias. Si,  todo es felicidad.

¿Felicidad? ¿Cómo pueden ser felices estos dos? No es posible, si es un susto verlos por separado; estar juntos, verse a diario y con los gafes que son, debe ser una condena. Pero claro, de infidelidad nunca van a sufrir: jajaja…-Ríe Clara hacia sus adentros-. ¡Qué lastima! ¡Pobres!

-¿Clara? ¿Estás ahí?

– Sí, Móni, estaba recordando. Menudo notición, seguro que sois muy felices, hechos el uno para el otro.

– No diría tanto, pero feliz sí soy,  sobretodo desde que murió mi suegro, bueno no me malinterpretes, era un buen hombre y hemos sentido mucho su pérdida, pero los tiempos cambian y él andaba anclado a la vieja escuela, sin ganas de innovar y la empresa era una ruina.  El caso es que mi Antonio heredó, dando un giró tremendo al negocio y no te imaginas lo bien que nos ha ido. ¡Cómo locos! Todo el día viajando: Dubai, Pakistán, Londres, NY… ¡Chica, no paramos! ¡Y qué nivel!  No paro de codearme con lo mejor de lo mejor. Si me vieras, ahora, no me reconocerías, el cambio que he dado. Me operé, sé que parece una frivolidad, pero ¡vaya cambio!. Estoy hecha un bombón. Fuera gafas, fuera pistoleras y ropa de mercadillo. Actualmente ya no ando encorvada. ¿Recuerdas como os burlabais de mí…?

– ¡Mujer! Si tú lo dices, no recuerdo…

– Sí, Clara, sí, tú la primera, con tu ingenio, como eras tan “mona” todo el mundo te reía las gracias y tú ¡venga! A ser más ocurrente… ¡A costa de mí! Sí, te recuerdo diciendo: se llama Mónica porque con su nombre se puede construir mona, mica (de mico, mono) y lleva las vocales de gorila, jajaja, ¡qué salados sus padres! ¡Qué visión! Y de mi joroba: Esta chica es una tabla, pero una tabla de plomo, hay que ver como va, besando el suelo, mejor así no oímos las tonterías que cuenta, porque mira que es “bobica la monica”, jajaja…y así día tras día. ¡Pero qué simpatía, qué ocurrencias las tuyas! Todo el mundo partiéndose el culo…menos yo.

-Pero Mónica, qué susceptible, si eran bromas entre compañeros, todos nos metíamos los unos con los otros. No hay que darle importancia.

– No, si no se la doy. Ahora que uso una 120 de pecho y me he puesto aún más culo que tetas no hay forma de que me encorve, tengo el equilibrio justo para ir derecha. ¡Y qué boca, qué pelo el mío! – todo injertado-  pero qué guapísima estoy.  Estoy hecha una loba. Y con mi ropa de firma, con las marcas bien a la vista. Menudo cambio el mío. Causo sensación. Con toda el botox que llevo y lo bien que me sientan los globos siliconados que me he puesto,  Antonio incluyó mi imagen  en su publicidad, el eslogan dice –a pie de mi foto- : “Nosotros, Gargallo S.A., solo reconocemos esta bella burbuja inmobiliaria. Aproveche nuestra bolsa de viviendas y locales”. Está siendo un éxito. Sí, estamos podridos de dinero.  

– No te imaginas cuánto me alegra que hayas dado fin a tus complejos. – Dice Clara, con toda la mala leche que da la de envidia-.

-No tenía complejos, pero sí te envidiaba. Envidiaba tu sonrisa, tu cuerpo, tu belleza, tu desparpajo y hasta tu marido.

– Bueno, ya pasó – Mientras piensa: ¡qué se “joda” la Moni!- Ahora eres una mujer nueva, ¿no?

– Y tan nueva. ¿Sabes? Antonio murió hace seis horas. Un infarto, pobre. No pudo sobreponerse al ataque de celos que le entró cuando me pilló en la cama con tu marido. Fue vernos y darle el soponcio. En fin, que en dos días le entierro. Y no te preocupes que tu marido no me interesa, solo te he llamado para fastidiarte la vida y decirte que, por vez primera, en muchos años, no te envidio. ¿A qué te alegras por mí?

Más de la autora en  http://www.eltarotdeevaolave.net/
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Estaba mejor sin saber de ti. (Eva Olave)

  1. ¡Qué crueles pueden llegar a ser las mujeres! Muy bueno Eva, me ha encantado.

    • Eva dijo:

      ¡Ni te lo imaginas! Y lo peor es que no se nos pasa una, así que siempre tenemos munición para nuestra latente lengua viperina. A nuestro favor, decir, que por las buenas somos un derroche de dulzura. Gracias por leerlo Antonio y comentar.

  2. manoli dijo:

    JA JAJA… Vaya lobas…
    En fin, creo que el mes de Junio se presenta aún más difícil para votar que el anterior.
    Afortunadamente.

    • Eva dijo:

      ¡Manoliiii…! No me dirás que con alguna de estas no te has topaó, a lo mejor otras circunstancias, pero son casi un prototipo. Gracias por estar ahí.

      • manoli dijo:

        Ya lo creo, con más de una loba, y varios lobos, eh? que entre los señoritos también los hay. De nada, me encanta estar aquí, más que a nadie. Disfruto un montón leyéndoos, tanto los relatos como los comentarios. Sois mi salvación, después de un par de meses que no ´podía dedicarme a casi nada creativo. Un besazo

  3. Benjamín Román Abram dijo:

    Hay un posible error o en todo caso sugiero reescribirlo, dice “empresa como comercial”
    “Clara hace un esfuerzo vertiginoso” En este caso usaría verbo pasado.

    En general el relato funciona.

    Saludos

    Benjamín

    • Eva dijo:

      Hola, Benjamín, me vas a obligar a leer el relato de nuevo. Pensaré en reescribir lo que comentas, el texto quiere decir que ella trabajó como comercial en la empresa, no que es una empresa comercial…No sé, si es lo que me quieres indicar. De todas formas, pensaré en cómo hacer para que quede más claro.
      El relato está narrado en presente, presentísimo. No sé, lo leere de nuevo a ver si a mí, también me chirria en una lectura más tranquila. Mil gracias por tus comentarios, me pongo a ello.

  4. unalicia dijo:

    ¿Envidia? ¡Mala leche!
    Yo siempre he oído “mas largo que un día sin pan” y “mas fea que pegar a un padre”, ignoro si lo
    has “cruzado” a propósito. Saludos.

    • Eva dijo:

      Sí, de todo. Es que a mí, las pocas veces, escasísimas veces que he tenido envidia…ejem…(podéis creerlo o no, allá vosotros), la he sentido de personas que me han parecido de una forma u otra abusonas, mala gente, y encima la suerte les sonríe. Nunca he sentido envidia de la fortuna de las personas a las que respeto. Así, que en mí va unido el binomio: envidia-mala leche, lo llamo: “el síndrome Calimero mutando a Godzilla peligroso”
      Y, sí, es: “Más largo que un día sin pan”. No lo he hecho a proposito, salió así, del tirón, …una que no se documenta en ná. Yo creo, que, además, se unió el hambre que paso con la “operación bikini”, no es que ya todo me parezca feo -sin mis bocatas de jamón – es que mi vida ha perdido sentido. Mil gracias por tu comentario y leer elrelato.

  5. Mar dijo:

    Yo creo que venganza que va unida a la envidia. Muy gracioso, Eva. ENHORABUENA.

    • Eva dijo:

      Si, somos así, no hay nada inventado. ¿A qué tú tampoco sientes envidia de las personas buenas y casi, casi integras? Niña, mil gracias por leer el relato y tu comentario.

  6. Ángela dijo:

    Si que es mala la envidia si, eso de todos es sabido. Pero yo, a medida que iba detallando sus operaciones, me iba imaginando a esa “loba” reconstruida levitando, levantándose gracias a todo ese inflamiento del cuerpo, como un globo. Me ha gustado mucho, desborda mala leche y envidia por los cuatro costados. Estupendo.

    • Eva dijo:

      Sí, si es que somos de un necio que no sé para que nos inyectamos nada, si somos expertos en autoinflarnos. En ocasiones, con nuestros desvarios podríamos volar sin alas, riéndonos del helio y la aerodinámica. Un millón de gracias, preciosa, pero deja de comentar e inserta un anuncio de los que tú ya sabes…Me sigo riendo sola al recordarlo.

  7. Luna dijo:

    jaja Muy bién!. El relato, la acción no, aunque… a muchos y muchas les hubiera gustado hacer algo parecido..Besos

    • Eva dijo:

      ¡Uy, mi niña! A mí la primera, pero no. No sé si es que me falta valor o me sobra educación, pero hay quedo, sentada en mi calabaza y con la boca toda sucia de las burradas que se me ocurren y no me atrevo a soltar. Afortunadamente, porque en el segundo tres, cuando se me pasa, pienso: Menos mal, ¿Qué gano? ¿Pa qué?. Gracias, linda. Besos

  8. Santo Alcibiades dijo:

    Ja ja muy bueno, Eva. Ácido y chispiante, diálogo vertiginoso. Me ha gustado mucho. Un beso.

    • Eva dijo:

      ¡Hombre, Ud. por aquí! ¡El caballero intrépido! ¡Qué bueno que lo hayas leído! Me encanta que te guste. Y sí es muy ácido. ¡Mujeres..no hay quién las entienda! Mil gracias por tu comentario. Besos

  9. MayteSanSem dijo:

    Muy gracioso. Yo creo que si te pones más seria con la revisión y la “documentación” esa antes de dar por terminada una historia de este tipo, te sales. Creo que a este le falta una pizca de pulido; como dices por ahí arriba, hay cosas que se nota que saleron del tirón. Ya te digo, le das tres vueltas antes de darlo por bueno y te queda redondo, redondo. Como consejo para las revisiones, para tí, para mi (que no siempre lo hago), para todos: frío. Si se deja enfríar el relato y se lee varios días después, procurando entre medias leer algo realmente bueno, los defectillos saltan como pulgas y se cazan mejor.
    En cualquier caso, insisto en que me ha gustado 🙂
    Un saludo y suerte.

  10. Elena dijo:

    Me ha gustado tu relato. Sabes destapar poco a poco la verdadera intención de Mónica con su llamada y mantienes el ritmo y el interés del relato a medida que avanza.¡Enhorabuena!

  11. carlaluna91 dijo:

    Muy buena historia. Te entretiene y al final le da un toque de originalidad que da sentido a todo el relato. Como peros pondría que en el primer párrafo sin diálogo parece que el texto lo cuenta un tercero y en los siguientes parecen reflexiones de Clara (por cierto, ahí quitaría los “jajaja”). Hay una expresión que me choca “más fea que un día sin pan”, siempre he oído “más largo que un día sin pan” y para feo, “más feo que matar a un padre”.
    Enhorabuena.

  12. Leticia dijo:

    Yo te iba a comentar también lo de quitar los jajaja (a mí me lo dijeron en su momento y con el tiempo me he dado cuenta de por qué) y que también me ha dado la sensación de que al principio hablabas en tercera persona y luego en primera. Opino como Mayte, que quizás porque el texto tiene un ritmo tan alto, por medio creo que han bailado algunas expresiones y signos de puntuación. A mí me gusta ese ritmo, porque entretiene y te mete en la historia. Me he divertido mucho leyendo y el final me ha encantado, es un desenlace muy bueno al relato.

  13. Arantxa dijo:

    Yo lo encuentro perfecto, lleno de ironía y de sentido del humor. En dos palabras: ¡Muy bueno!

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s