El monstruo. (David Hernán)

Una voz sonámbula detuvo su descenso. Se apoyó  en el  pasamanos, para no perder el equilibrio. El roce del frío metal, apunto estuvo de despertarle a la pesadilla. El final de la escalera se perdía en el vacío, en un muro negro de oscuridad absoluta.  Solo el ulular del viento le acompañaba en su descenso, es un aliento gélido que sube por la escalera. A pesar de la inquietud que las profundidades le ofrecen, desea poder seguir bajando. Pero para ello debe seguir dormido. No hacía demasiado tiempo, adentrase en aquel mundo desconocido le hubiera aterrorizado. Pero ahora sabe que el miedo no se esconde donde no se le puede ver. Que el mal habita entre  los colores vivos del día y se recorta en la claridad de la luna en la noche. Otra vez la voz le zarandea, ahora con tanta fuerza que le hace perder el equilibrio. Antes de caer sabe que despertará y que al abrir  los ojos el monstruo estará junto a él, a su lado: sentado en su cama.

Más obras del autor en http://dhmescritos.blogspot.com.es/
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El monstruo. (David Hernán)

  1. Joan Manuel García Paz dijo:

    Muy interesante,me dejó grato sabor de boca…imagino al monstruo,que puede ser tan íntimo o tal vez tan lejano,tan familiar…muy interesante.Me gustó.Saludos cordiales.

  2. Tritio dijo:

    Es absolutamente intrigante y reflexivo en un espacio muy cortito, manejas muy bien las sensaciones con palabras. Es un relato muy bueno, pero que deja cierta sensación de dejadez, pues parece que le falta un poco de revisión (o igual es así intencionadamente y yo no soy capaz de verlo, lo cual es también muy posible).
    Me refiero, en concreto, a dos aspectos:
    1.- El tiempo verbal: No sé si lo utilizas como recurso, pero no termino de ver la finalidad de pasar del pasado al presente… ¿tiene que ver con el punto de inflexión en el que se hace consciente de que está soñando? Por más que le doy vueltas me sigue pareciendo que sin más, empezaste pensándolo en un tiempo verbal, y después en otro, y acabó mezclado.
    2.- “El roce del frío metal, apunto estuvo de despertarle a la pesadilla.” Creo que a esta frase le ha faltado una revisión. No encuentro sentido a la coma en esa frase y te falta separar “a punto.”

    En general un relato bueno, con un manejo de emociones que se te da muy bien y puedes explotarlo de manera muy favorable, pero quizá le falta un poco de cuidado en los detalles y en la lectura global del relato.

    Un saludo.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s