No queda sino Batirnos. (Jaime Blanco)

-El enemigo parece bien posicionado y juega con ventaja, él puede vernos y nosotros no- Hablaba el  Capitán, cerebro del Ejercito, mientras los soldados corrían de un lado al otro sin parar, asustados pero armados hasta los dientes.

-Y qué me dice del Flanco derecho, estamos perdiendo muchas unidades- El segundo de abordo ponía sobre la mesa todos las unidades enemigas.

-Podríamos pedir ayuda a los bandoleros, pero ya sabemos que eso tiene su riesgo-El cerebro sabía que sería imprescindible, pero antes había que achuchar y hacer más fuerte a los aguerridos Legionarios, soldados puros de corazón y con la mayor fe del ejército.

La estrategia era clara, no había estrategia y lo único que se podía hacer era coger el toro por los cuernos y luchar hasta el final. El resultado no era cuestión de suerte, ganarían si resistían con fuerza y coraje. Pero no iba a ser fácil, nunca lo es.

En el horizonte la vuelta a su mundo, a la tierra. Volver a ver aquellos maravillosos atardeceres desde sus casas, junto a sus gentes.

–Aún no ha empezado la guerra y estamos en minoría, pero ellos no tienen algo que nosotros sí, y es un sentido- El Sargento se levantó con rapidez mientras lo decía y continuo- Nosotros tenemos un mundo que mejorar, un día que vivir a cada segundo- Fruncía el ceño- Ellos son carroñeros, solo quieren hacer daño pueblo tras pueblo, no quieren más que destruir hasta las almas.

-¿Lo conseguiremos?- Se le escapó de la boca, no quería decir aquello en voz alta delante de todos sus superiores, trago saliva.

-Pues hijo no se puede saber, nada en la vida está escrito, aunque lo parezca. Pero piensa siempre de este modo- Se levantó el comandante más longevo de la unidad.- Nunca pienses en el final del camino muchacho, caminaras, caminaras y no lo encontraras nunca, el día que te pares, ese día él te encontrará a ti.

Acabó la reunión, salieron y los escuadrones estaban en posición, el capitán dio el aviso y la batalla comenzó…… no sabemos ni siquiera cómo acabó aquella batalla,  pero aquel muchacho que pregunto por el fin del camino y aprendió que el mañana era solo un deseo.

Hoy camina con paso firme y espera tranquilo a que un día ese final venga a su encuentro. Esperemos que sea dentro de muchos años….

 

A todos los enfermos de Cáncer y sobretodo a sus familias

Más sobre el autor en http://porquenounblog.hostinazo.com

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No queda sino Batirnos. (Jaime Blanco)

  1. Mar dijo:

    Me ha parecido una batalla ganada al cáncer. Muy buena alegoría. ENHORABUENA.

  2. Jaime Blanco dijo:

    Los finales a veces no son verdades, ni certezas. Pero sea cual sea el resultado la lucha es y sera necesaria para no morir, ni en vida.

    Muchísimas Gracias

  3. Sobre todo en vida, Jaime, es importante mantenerse en pie. Gracias por tu relato, por dedicarlo a tantos héroes, estén o no con nosotros. Un abrazo.

  4. Jaime Blanco dijo:

    Gracias Manoli, aunque soy un escritor al que le gusta enfocar sus relatos hacía el humor y lo cotidiano. En el blog encontrareis algunos textos con algo más de Drama ( sin hacer sangre, reales), sobre la otra parte de esta vida que es el dolor, las malas experiencias y como intentamos enfocarlas. Espero que os guste y gracias, muchísimas gracias por vuestro tiempo.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s