Presagio. (Joan Manuel García Paz)

_ Amigo, le dice  uno de los hombres a su compañero.

_ ¿Ves lo que yo? Ahí,..mira, ¡Allí, entre aquellas estrellas de allá!.

        Le dice esto último con un grito  apremiante señalando con un índice que asoma entre los pedazos de guante que cubren su mano.

_ No, amigo, no veo más que miles de estrellas. Le contesta  con el ánimo explícito de no entrar en conversación.

Están ahí, tirados los dos con sus rostros hinchados y sucios, vestidos con harapos malolientes, con arrugas que surcan sus rostros entumecidos y las miradas vidriosas por todos los vicios de la tierra.

_ Ahí cabrón, no creo que no lo veas. –Insiste el primer hombre.

El otro, de mala gana se incorpora un poco y se hace una visera con la mano arrugada y congelada a esa hora de la madrugada.

_ ¡Carajo! _ Dice, ¿Ahí? Sí, si veo algo raro, ¿que será?

_ ¿Ya ves?, dice el otro triunfante con su voz aguardentosa.

 _ Eso es algo de buena suerte, ya lo verás. No todos los días se miran cometas. Y mientras se engancha en una plática ilustrativa para su contertulio, la noche avanza inexorable en ese mirador de la ciudad con su frío insensible y su abrazo oscuro y poderoso que envuelve a esos dos seres que sufren su destino aferrados a los mendrugos y a las esperanzas de amanecer vivos al siguiente día.

      Allá abajo, miríadas de luces parecen el reflejo del combo celeste que este Junio tan húmedo acaba de limpiar tras incesantes aguaceros y ahora: bombillas, neones y estrellas parecen un mar de pulsares amarillos de majestuosa belleza que no  sorprende los rostros inmutables de los vagabundos.

_ El “descubridor” del cometa insiste en su plática didáctica, pero el segundo hombre ya no le escucha, se ha entregado a los brazos de Morfeo que es el mejor paliativo a su dolor de paria y a su hambre sempiterna. El parlanchín, desgrana su monólogo durante horas alternando sus jaculatorias con tragos periódicos de un aguardiente sintético que lacera sus órganos y acaricia su alma. En la aurora, ya ha terminado su extenso vocabulario astronómico y pega un puntapié a su compañero.

_ Oye, amigo; _¿No les tienes envidia a todos esos cabrones allá abajo durmiendo calientitos?

_ Imagínate…muchos a esta hora estarán  follando y algunos otros se encontrarán vagando en sus sueños… muchos están abrazados a sus hijos o a sus padres mientras nosotros solo tenemos esta botella y esta inmensidad para esperar a que amanezca…

         El segundo hombre adopta en su rostro poblado de barbas un gesto filosófico y le contesta:

_ Puede ser camarada, pero también “ellos” nos tienen envidia…Sí, sí, no te rías amigo.

_ ¿No te has puesto a pensar en que “ellos” ansían nuestra libertad?

_ “Ellos” viven presos del reloj, azorados por el trabajo,…parecen zombies transitando sus días rogándole al cielo que los deje descansar un poco y viven pelándose con sus cónyuges y sus hijos. No mi amigo, yo estoy bien así.

         Se incorpora, le pide un trago; se limpia con el dorso de su harapo las barbas desteñidas y se levanta buscando algo allá en el horizonte donde se divisa una delgada y horizontal franja amarilla…las bombillas y los neones se han difuminado por el alba inminente y es entonces que el segundo hombre señala con su mano grasienta donde sobresale una uña larga y llena de mugre…

_ ¿Lo ves camarada?¿Lo  ves?

_ Es lo que me dijiste y lo que soñé, ¡Mira!

Y allá, a lo lejos, encendido por los rayos de la aurora y disfrazado por los restos de la noche, se vislumbra la figura inconfundible de un globo sonda que con el espectro radiante de este sábado de junio produce los efectos hermosos de una cauda alucinante. Y mientras la mañana asoma un poco más allá con sus cláxones y sus metales que crujen anunciando el nuevo día…los dos contertulios encienden su esperanza, se abrazan, brincan, le pegan otros tragos a su tesoro y sueñan…sí, sueñan con que ese cometa que han visto…les cambie su suerte.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Presagio. (Joan Manuel García Paz)

  1. carlaluna91 dijo:

    Bonito relato. En cuanto a los peros, los guiones bajos para los diálogos me desconciertan y no encuentro muy bien la conexión del cometa con el globo sonda.

  2. leticiajp dijo:

    Sí, los guiones están descolocados y dificultan saber cuando están hablando y cuando es una aclaración. El relato me da buenas sensaciones y me gusta el párrafo final, porque transmite muy bien la esperanza, pero me resulta un poco confuso.

    • Joan Manuel García Paz dijo:

      Leticiajp,gracias por estar aquí,claro que tomaré en cuenta tu apreciación.Saludos cordiales.

  3. aprendiz dijo:

    Hola amigo,pues a mí me ha gustado mucho tu relato siempre intentando dejar huella concientizadora en sus mensajes.Es un relato diferente a tus acostumbrados óleos pero igualmente bello.Saludos y suerte.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s