La mirada del otro. (Mar)

¡pum, pum!, ¡ahhhh! ¡pum! ¡ahhhhh!

Clavaron  sus miradas el uno en el otro. Miradas  llenas de fiereza y exaltación. Miradas que aún desprendían calor, el mismo calor que llevaban padeciendo días en aquel campo de batalla.

La noche anterior, el general  Sinton había dado ordenes de avanzar hacia el campo enemigo. Al despuntar el alba el avance culminó.

El general Nison no paraba de gritar, daba ordenes a diestro y siniestro queriendo aplacar el ataque con el que su enemigo lo había sorprendido.

Ahora, ya era tarde para los dos. Se acababa el tiempo para preguntarse que hacían allí; por qué intereses estaban allí, por qué los ideales de unos y otros tenían que terminar allí, por qué se habían quitado la vida el uno al otro. Era tarde para preguntas sin respuestas y prefirieron seguir mirándose, porque allí, en  el reflejo de la mirada del otro veían sus juegos infantiles;  veían sus caras emocionadas al soplar las velas de sus cumpleaños, veían los abrazos de sus padres y hermanos, veían sus primeros besos de amor. Tampoco oían ya el temible sonido de tanques y aviones; de bombas y gritos, de hambre y sed, y tampoco  olían ya la sangre, ni la muerte que cada día los acompañaba. Ahora, solo olían a tinta y a goma de borrar; a tiza de encerado, al incienso de su iglesia, al café recién molido por sus madres y a la leche recién ordeñada que tomaban cada mañana antes de salir corriendo hacia la escuela, con la cartera de cuero a la espalda y los calcetines bajados.

—¡Hay que joderse, hermano! con los charcos que juntos habremos pisado  en nuestro pueblo, que es el pueblo más verde y  bonito del mundo, pero ojo, llover, llueve, hermano.

—Bueno, no te quejes, al fin de al cabo estamos en un charco, aunque de color distinto.

—Sí, una batalla de colores en la que nos han metido “Sinton Nison”

Echaron a reír guardando fuerzas  para arrastrase por aquel charco rojo, hasta que consiguieron rozarse con las yemas de los dedos. Lo último que oyeron fueron sus carcajadas y lo último que vieron fue a dos niños corriendo calle abajo con las carteras colgadas y los calcetines bajados pisando charcos, empapándose de barro hasta las pantorrillas en el pueblo más bonito del mundo, en el corazón de Asturias.

 

 —A mi padre—

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

27 respuestas a La mirada del otro. (Mar)

  1. santo alcibíades dijo:

    Muy lindo Mar. me emocionó y me encantó. Suerte.

  2. ceid2000 dijo:

    Mar, me gustan tus relatos. Seguro que quedarás la primera.

    • Mar dijo:

      Muchas gracias ceid, hasta ahora no te he visto por este blog, pero me gusta que te gusten mis relatos, lo de quedar entre los primeros es imposible. En este espacio hay grandes escritores, y yo solo soy una simple aficionada. Te agradezco tus piropos. Un saludo.

  3. Joan Manuel García Paz dijo:

    Extraordinario,vívido,emocionante…creo que cala y cala hondo.Me parece un magnífico relato.Saludos y suerte.

  4. Jaime Blanco dijo:

    Se notan las ganas en el relato. Y eso es infinitamente más importante que la técnica. Hay grandes escritores que nunca escribirán con sentimiento, para mí un relato de los que se leen con ganas.Muchas felicidades

  5. MayteSanSem dijo:

    Oye, aficionada, no te quites mérito 🙂 Este relato está muy bien, como dice Jaime, las ganas se notan. Y la técnica… pues realmente no sé si este relato se ajusta a lo que los “puristas” llaman microrrelato, pero yo encuentro que tiene todo lo necesario para llegar al lector: interesa desde el principio, emociona y te deja con un regustillo que te hace volver a empezar. Eso, el que nada más terminar nos lean otra vez desde el principio, no todos lo conseguimos.
    Enhorabuena y suerte.

  6. leticiajp dijo:

    Me parece una bonita reflexión, contada en forma de pequeña historia, de manera directa y que utiliza un buen juego de palabras para expresarlo: “Sinton Nison”. Al principio me habían chocado esos nombres, pero luego ya he comprendido el por qué y es un detalle que llama la atención. ¿Por qué opinas que no puedes ganar este mes o cualquier otro? El mes pasado uno de tus relatos ya fue de los ganadores y muy merecido :).

  7. Charo dijo:

    Hola Mar. Si me permites una crítica te diré que el texto lo podrías mejorar muchísimo, pues al lector le molesta encontrarse con tantas palabras repetidas. Por ejemplo; nada más empezar se repite tres veces la palabra “miradas”, el resto del relato es más de lo mismo. “unos y otros” “allí”… Ahí está la clave de la narración y es la que te aconsejo, intentes ver de qué manera solucionarlo. Para que me entiendas te pongo un ejemplo del primer párrafo: Clavaron sus miradas el uno en el otro, estaban llenas de fiereza y exaltación, aún desprendían el calor que llevan padeciendo durante días en el campo de batalla.
    o: Clavaron sus miradas, llenas de fiereza y exaltación, el uno en el otro…
    Bueno, espero no te moleste mi participación. Te deseo mucha suerte.

    • No, no estoy muy de acuerdo con la repetición de las palabras, una cosa es que se repita algo y te pase inadvertido y otra, como me parece que es el caso, que quiera el autor darle un énfasis especial a una palabra, en este caso, las miradas. Creo…

      • Charo dijo:

        En parte tienes razón Alicia, pero cuando todo un texto se repiten tantas palabras, cabe pensar que no es así. No obstante, mi intención era buena. Ya que de todas las críticas se aprende, y es importante cada opinión, hasta las menos favorables; pues todos los lectores no son tan agradecidos como los de aquí.
        Dicho esto, Mar, si en algún momento te ha molestado mi punto de vista, te pido mil disculpas. Y te felicito por la historia.

  8. Nelaache dijo:

    Un relato entrañable al que ni falta ni sobra nada. Coincido con nuestros compañeros en que tienes muchas posibilidades de ganar, así que no te quites méritos. Creo que no todo el mundo sabría decir tanto en unos pocos párrafos, una técnica que no todo el mundo maneja tan bien como tú. Felicitaciones y buena suerte.

  9. amaiapdm dijo:

    Gracias por escribir, me ha encantado tu relato, en pocas líneas cuentas toda la vida de esos dos “enemigos” que nunca lo han sido. Un saludo. Amaya

  10. manolivf dijo:

    Tu relato tiene mucho sentimiento, Mar. Un sentimiento sin rodeos, cercano, que llega al corazón del lector. ¿La técnica? cada uno tiene o busca la suya. Nadie es más que otro, por favor deja de ponerte detrás. 😉 Un abrazo.

    • Mar dijo:

      Muchísimas gracias por cada uno de vuestros comentarios. Para mi, es un relato muy especial que salió de un tirón con grandes dosis de emoción.
      Charo, agradezco tu crítica, lo tendré en cuenta para próximos relatos, aunque para éste, me uno a la opinión de Alicia. Mayte, me alegra que te haya parecido interesante para releerlo y que al igual que a Joan Manuel, Jaime, Leticia, Charo, Alicia, Nelaache, Amaia, Manolivf os parezca un relato lleno de emoción y sentimiento.
      Bonito regalo post-vacacional. Un abrazo.

  11. Me ha emocionado. Eso, para mi, junto a la carcajada, es lo máximo que se le puede pedir a un relato. Enhorabuena!

    • Mar dijo:

      Gracias, mibanda. Me gusta que te emocione mi relato. En mi opinión, hay más cosas que se le pueden pedir a un relato, pero estas dos son de las mejores.

  12. Tritio dijo:

    Voy a tenerlo difícil para votar este mes >__<

    No puedo decir mucho del relato que pueda servirte para mejorar como escritora, pero sí al menos para levantarte un poco esa estima mal calibrada que tienes. Y es que me encanta.

    • Mar dijo:

      Muchas gracias, Tritio. Es un relato especial, por lo que cada una de vuestras opiniones son especiales. Tus consejos de estima no caerán en saco roto. Para mi, lo importante de este blog es lo que aprendo con vosotros. Un abrazo, y me encanta que te encante.

  13. MayteSanSem dijo:

    ¿Lo ves como no era tan difícil? Enhorabuena por el premio, el relato se lo merece. A ver si así te creces un poquito 🙂

  14. manolivf dijo:

    Enhorabuena, Mar. Me alegro de que te subas a la banqueta. 😉 Un beso.

  15. Ángela dijo:

    Felicidades Mar, un relato más que merecido que se ha llevado unos cuantos puntitos míos :).

  16. Sigue así que vas bien. Felicidades.

  17. Mar dijo:

    Muchas gracias, Alicia. No me quiero obsesionar, sé perfectamente donde estoy y mi nivel, pero son tan gratificantes vuestros comentarios y vuestras ayudas que, desde luego, tengo que seguir más o menos así y seguir aprendiendo.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s