El deseo (María J. Toca Cañedo)

Los ojos se le van detrás de unas palabras que apresadas, expresan el deseo y la posesión. El sol acaricia la nuca y hace brotar una lenta parsimonia en el pelo. Es tiempo de cerezas y de vino, es tiempo de placer y destemplanza, tiempo ansiado. Deseado el momento de llegar a la casa,  abrirse al placer muy lentamente,  desasirse del mundo,  embarcarse en el lento camino de pasión, que él promete con una sonrisa, desde dentro.

Ella camina lenta, saboreando en su boca  de antemano el gusto dulce de encontrase pronto. En su mente cabalgando, el deseo por conocer todo lo que él calla, todo lo que él promete. Con mirada lasciva lo contempla, moja sus labios con la saliva fresca de una boca hambrienta, que desespera en el tiempo que le queda aún por verle. El sol reverbera en la ventana. El sofá presta su abrazo a los amantes, él reposa a la espera. Con mano trémula, ella, alarga los dedos hacia él, que se deja acariciar muy lentamente. Se cala las gafas, se arrellana en el sofá amable, le toma de la mano y suavemente, como se toca una rosa, va abriendo las páginas con ansia. El libro le devuelve la calma,  hace que su cuerpo se combe y la prisa se acabe. Afuera, en la calle, las sombras se irisan, el cielo se escarcha y lejos, en la bóveda celeste, camina una nube panzuda huyendo del descanso.

Conoce más de la autora en http://www.escrivivo.es
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El deseo (María J. Toca Cañedo)

  1. Alex de la Rosa dijo:

    Buenísimo relato dedicado al amor por la lectura. Me ha encantado y sorprendido a la vez, ya que no fue hasta la segunda lectura, cuando lo entendí por completo. Un saludo.

  2. Mar dijo:

    Bonito relato, lleno de bellas expresiones. Enhorabuena.

  3. Ana Pascual dijo:

    Me ha encantado tu relato, muy delicado y bello. Enhorabuena

  4. amaiapdm dijo:

    Gracias por escribir, me ha gustado y sorprendido tu relato. Amaya

  5. Nelaache dijo:

    Me ha encantado las expresiones utilizadas. Muy apropiadas para describir los sentimientos que el relato deja entrever. La brevedad es además la adecuada. Enhorabuena

  6. Ángela dijo:

    Tiempo de llegar a casa, tiempo de placer, de desasirse del mundo: precioso y cierto. Eso es lo que provoca el ansia de leer, esos deseos y muchos otros. Me gusta como me has despistado haciéndome creer que el encuentro era con otro tipo de amante mucho más carnal. Muy bien.

  7. manoli vf dijo:

    Me ha gustado tu relato, dedicado al placer de la lectura, pero una cosa no puedo dejar de comentarte y es lo impropio de la expresión: el sol hace brotar una lenta parsimonia en el pelo. Parsimonia es sinónimo de lenta: el sol hace brotar una lenta calma?
    Por lo demás está bastante bien.Un saludo.

  8. eva dijo:

    Sorpresas nos da la vida…la vida nos da sorpresas…Ay Dios!!!…Y yo que mientras leía me imaginaba otro protagonista. Bellas palabras, exquisita narración que nos sorprende y evoca, a todos los que amamos la lectura, esos momentos en que corriendo, corriendo volvíamos a casa para encontrarnos con ese libro que, durante todo el día, había tenido nuestro pensamiento secuestrado deseando el reencuentro. Gracias María

  9. Tritio dijo:

    Es un sentimiento que muchos tienen olvidado… los libros se acarician 🙂

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s