Barcas (Mario Berardi)

Otra vez el balanceo, como cada noche. En lo más oscuro y callado del sueño, ahí está la sensación de siempre: el mecerse al ritmo de las olas, un suave cacheteo sobre la barca, el viento marino abriendo el aire en los pulmones.

Antes de oír una vez más los primeros cantos de sirena, pudo tantear los laderos de la cama, las sábanas arrugadas, la manta, el colchón, su ropa revuelta en el piso. Aliviado, se dio la vuelta y siguió durmiendo.

Sabía muy bien que lo peor, en estos casos, es abrir los ojos: uno puede despertarse amarrado a la baranda o al timón, mareado por la furia del temporal, o bien rodeado de infinitas barcas de pesadilla.

Y también, según dicen, la barca podría desvanecerse ante la menor presencia de un mar, o transformarse en un caldero en el que se puede arder para siempre.

Descubre más obras del autor en http://armalapalabra.blogspot.com.ar/
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Sueño" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Barcas (Mario Berardi)

  1. manolivf dijo:

    Me gusta mucho, Mario. Ese esconderse bajo las mantas, cerrar los ojos ante la realidad… Encima como el relato es breve, pues dos veces bueno. 😉

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s