El ataque del gorila (Santo Alcibíades)

Sir Anthony Lawrence-Hewitt era siempre la sensación de los jóvenes aristócratas que se incorporaban al antiguo Club londinense. Todas las tardes podía vérsele llegar puntualmente a las siete, pedir su cocktail de champagne y sumergirse en la lectura del Times en alguno de los cómodos sillones Morris de cuero negro y lustroso. Mas tarde departía con sus pares sobre las contingencias de la política y la irrupción de los modernos liberales y sus consecuencias catastróficas en la economía tradicional y efectiva de Inglaterra. Tambièn frecuentemente era rodeado por los jóvenes quienes se interesaban sobre todo en sus renombradas expediciones al interior profundo de África. Una noche ante varios jóvenes apuestos de rigurosos trajes de etiqueta, relataba una curiosa aventura en tierras de gorilas: -“…un ejemplar inmenso de aquellos gorilas se abalanzó sobre mí……la criatura se irguió sus fuertes piernas sobrepasándome casi por una cabeza y pasó sus brazos alrededor de mi cuello casi sofocándome, tuve a diez centímetros sus negros ojos que refulgían y todo su cuerpo irradiaba un calor abrasador…

-Sir Anthony Lawrence-Hewitt, teléfono en el bar -La voz del mayordomo que recorría los salones interrumpió el relato y Sir Anthony, luego de pedir disculpas,  fue a atender la llamada.

Al rato regresó al grupo de jóvenes que lo esperaban expectantes.

-¿Que estaba contándoles? -Preguntó con amable sonrisa.

-…nos contaba sobre su última expedición… la criatura candente que lo abrazaba y tenía terribles y fulgurantes ojos negros…que lo sobrepasaba en altura y que amenazaba asfixiarlo con sus miembros poderosos…

-Ah, sí -continuó Sir Anthony distraidamente- mi encuentro con Nehanda fue casi al finalizar mi último viaje, apareció una noche en mi campamento con otras mujeres, recuerdo que tenía alrededor de veinte años y era una Zulú absolutamente perfecta, de cerca de dos metros y de piel de ébano, ojos como diamantes negros y era cálida y perfumada por la selva. Pasé con ella mis últimos días en el glorioso continente negro…

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El ataque del gorila (Santo Alcibíades)

  1. David Rubio dijo:

    Muy ocurrente. Es que cuando se interrumpe un relato… Muy bueno.

  2. manolivf dijo:

    Me gusta Santo. Recreas muy bien la escena, haces que el lector “se meta” en la situación; todo un personaje este Sir…
    🙂

  3. Ángela dijo:

    Muy bueno, casi he llegado a pensar que la llamada de teléfono era del gorila jaja Muy ocurrente, si señor. Es funesto eso de dejarse conversaciones a medias, luego ya no se retoma el hilo.

  4. Ana Pascual dijo:

    Jeje, muy bueno. Qué despiste el de Sir Anthony…

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s