¿Vacaciones? ¿Qué vacaciones? (Santo Alcibíades)

Laura estaba preocupada, hacía un tiempo que venía observando algunas actitudes un tanto extrañas de su marido que, al comienzo, pensó que serían producto de las tensiones en la oficina. Aunque lo de la semana anterior comenzó a alarmarla; en el fondo de un  placard, oculto por algunas cajas puestas como al descuido, encontró un bolso en el que al abrirlo descubrió un traje de neoprene, patas de rana y otros accesorios para buceo, todo flamante y sin uso aparente. Cuando le preguntó sobre ello su marido contestó con evasivas aunque mencionó algo sobre unas próximas vacaciones. Unos días después ocurrió algo mas preocupante, una de las empleadas de la oficina renunció intempestivamente y corrió el rumor sobre que había sido acosada por su jefe. Entonces Laura se decidió a actuar, aprovechando una ausencia de su marido revisó la oficina y encontrò un pequeño refrigerador oculto en el que había unas botellas de Champagne Taittinger y copas escarchadas, También observó que en los últimos días su marido se vestía de smocking en las comidas normales.Hizo mas mas revisaciones y encontró folletos de automóviles Ferrari, Aston Martin y Jaguar, casinos internacionales y cosas por el estilo. Cuando lo volvió a interrogar su marido no le dio importancia y volvió referirse a vacaciones futuras. Pero esa noche ocurrió algo que verdaderamente alarmó Laura: en la recepción realizada en la Casa Blanca al Primer Ministro de Japón, con una sonrisa extraña, su marido se presentó como Bush, Geoge Bush.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Sonrisa" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Vacaciones? ¿Qué vacaciones? (Santo Alcibíades)

  1. Ana Pascual dijo:

    Perdona, pero no entendí muy bien tu relato. Yo interpreto que el marido de esta señora ha perdido el norte… pero no sé. Me despista bastante lo de los objetos de buceo y que vistiera de smocking cuando no era necesario. Un saludo Santo, espero que no te moleste mi comentario.

  2. Carolina Garcés dijo:

    Estoy de acuerdo con Ana, la historia no tiene un hilo conductor. Hay muchos elementos que hacen que el lector se pierda. Pese a esto, es muy valioso el empeño que pones en escribir buenos relatos.

  3. Milyvall dijo:

    Creo, al igual que las compañeras, que en este caso, se te fue el “norte de la historia”, hay muchos elementos flotando en la ingravidad y sin sentido (es mi opinión).

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s