En las ondas (Contxa Ramírez)

Buenos días Castellón.  Son, las seis en punto de la mañana del miércoles  veintiocho de agosto. Hoy nos despertamos consternados por el brutal asesinato de  José Miguel Sabeedra Perán.

Su mano, titubeante, desliza la puerta de  la mampara y sube el volumen del receptor de radio.   

Como  todos  nuestros oyentes saben, Sabeedra Perán era el principal empresario de nuestra comunidad, dueño de tres importantes compañías relacionadas con el mundo de internet y la publicidad,  precursor del sistema “networking” entres sus homólogos.

Sigue escuchando atentamente mientras cierra el grifo y sale de la ducha cubriéndose con el albornoz amarillo de rizo fino.

Sobre las tres y media de la madrugada, alertados por el hijo de la víctima, una dotación de los equipos sanitarios de emergencia y policía local, se han personado en el domicilio del dueño del grupo  Telnet, sin poder hacer nada por salvarle la vida.

Después de secarse el pelo con la toalla,  pone una pequeña cantidad de gomina en el cuenco de su mano izquierda y la  extiende con movimientos circulares por su larga cabellera y moldea sus rizos, hoy, sin la ayuda del difusor.

Al entrar en su casa ya  avanzada la noche,  el primogénito del empresario que regresaba procedente de la inauguración de una sala de fiesta, lo encontró  tendido en el suelo del comedor en medio de un gran charco de sangre.

Extiende una fina capa de leche hidratante por todo su cuerpo y otras cremas que dan un aspecto radiante a su piel, un buen desodorante y elige una de las carísimas colonias de entre las muchas que decoran la repisa.

 El difunto presentaba múltiples incisiones  en el abdomen, producidas  probablemente  por arma blanca.  Debido al fuerte impacto causado, el joven ha tenido que ser atendido por un ataque de ansiedad y llevado al Hospital General, donde permanece ingresado a la espera de que le den el alta.

Se coloca un voluptuoso vestido de gasa con un original estampado de flores multicolor en tonos pastel y una gargantilla que disimula la pequeña cicatriz que habita en su cuello.

Los agentes han acordonado la zona, para que el grupo de la policía científica  inspeccione el lugar del crimen. Por el momento se desconoce la autoría de los hechos así como el móvil,  por lo que no descartan ninguna hipótesis y quedan abiertas todas las vías de investigación.

–         Ante la luna del baño hace acopio de los costosos cosméticos y termina de arreglarse. Protege con una buena base el cutis, maquilla párpados y ojos y da color a esos desvaídos pómulos. El carmín ilumina la tímida sonrisa que intentan esbozar sus labios, como cada vez que los cubre con la untuosa barra.

Se da prioridad máxima en centrar todos los esfuerzos para la identificación del culpable e intentar averiguar los motivos que han dado pie a tal trágico suceso.

Elige unos zapatos negros de tacón de aguja con su pequeño bolso a juego,  un ligero fular que deja reposar delicadamente en sus brazos y da los últimos retoques a su aspecto delante el espejo de la habitación.

El grupo de empresarios  está abatido por la muerte de su presidente. Era una persona muy querida en la localidad, mecenas de jóvenes talentos y aportador activo a las causas solidarias. El alcalde ha decretado, dos días de luto.

La superficie pulida refleja una imagen sólo al alcance de sus ojos. Al fin, siente un gran alivio al descomprimir su corazón. Suspira profundamente, acumula coraje  y  dirige sus pasos con  forzada firmeza hacia la calle dejando atrás, en el cesto de la ropa sucia, las prendas teñidas de sangre,  saturadas de interminables horas de silencioso dolor acumuladas en el transitar de los años.

En otro orden de cosas. Está previsto que hoy…   

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Sonrisa" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a En las ondas (Contxa Ramírez)

  1. Es interesante la combinación que haces de narrador omniscinete con narrador cine. Por lo demás mantienes el interés hasta el final. Muy bien sólo que lo repases para corregir pequeños defectos. Recibe un amigable saludo. Arturo

  2. contxa ramírez dijo:

    Muchas gracias Arturo, por tu lectura y por tu interés. Hace poco que me atrevo a escribir y tengo muchísimo que aprender, toda sugerencia y ayuda es bien recibida. Muchas gracias de nuevo.

  3. orgav dijo:

    Contxa, me gustó mucho el relato, el ritmo que se mantiene del principio a fin. Suerte y saludo

  4. Nelaache dijo:

    Como ya se ha dicho, me ha gustado la combinación de narradores que utilizas para desgranar el relato de los hechos. Me has tenido enganchada hasta el final. Te felicito.

  5. manolivf dijo:

    El relato está muy bien, pero una cosa me ha “descentrado”al leerlo y es eso de: las prendas teñidas de sangre echadas al cesto de la ropa sucia, como si fuese una rutina cuando no lo es, le cambiaría el destino a las prendas, algo así como “en el fogón de la leña…” no se…creo que ganaría más fuerza el relato.

  6. MayteSanSem dijo:

    Me gusta el ritmo y la manera de contar, la combinación de voces. Eso sí, desde el principio me ha dado la impresión de que la “forma” estaba cambiada, que las cursivas y rayas correspondían a la voz de la radio en lugar de al relato; es una alteración de “lo normal” que me ha parecido que despista un poco, aunque no soy quien para decir si está bien o mal.
    Lo que me ha dejado un poco a medias ha sido el final, me ha faltado un golpe algo más contundente porque desde la mitad sospechaba que estaba “viendo” arreglarse a la asesina y el remate sólo me lo ha confirmado.
    Enhorabuena, ya sabes que los “peros” los pongo con ánimo de ayudar, son sólo opiniones, no sentencias 🙂

  7. contxa ramírez dijo:

    Muchas gracias a todas y todos vosotros por vuestras palabras de apoyo y por vuestras correcciones. Contenta de que os guste y agradecida por los “peros”, que intentaré poner en práctica para mejorar. Muchas gracias.:)

  8. Mar dijo:

    Engancha desde el principio, aunque, también desde el principio, se visualiza a la asesina. Felicidades, Contxa y sigue escribiendo, si dices que tienes mucho que aprender, en este blog se aprende mucho.

  9. Carolina Garcés dijo:

    Me gusta mucho la combinación de los dos diálogos son los que mantienen la tensión en el lector y hacen que se quiera devorar la historia hasta el final.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s