Un día los pájaros dejarán de ser azules (Vicente Mateo Serra)

De repente facebook se quedará sin el botón Me gusta, y la gente se volverá loca. Los adictos se tirarán de los pelos y pondrán el grito en el cielo. Nadie sabrá quién es el responsable. Y rogarán a quien sea tenga piedad. Lo comentarán en sus muros pero sin el Me gusta nadie les respaldará. Se preguntarán qué será de ellos.

 Sus vidas son en su mayoría aburridas y mediocres. Grises. Por eso se toman el Me gusta como un piropo o como un halago. Y llenan su muro de las memeces más gordas, que sus amigos corresponden pinchando Me gusta. Y ellos tan felices. Con decoro condecorados. Son sus medallas.

Cuando eso pase, el resto de redes sociales se colapsarán al dar cobijo a los de facebook. Caracoles desahuciados buscando consuelo en el +1. Pero no será lo mismo. Todo se hundirá y dejarán de navegar. Un día todo eso dejará de existir. La gente volverá a salir a la calle y a mirarse a los ojos. A darse los buenos días a la cara. A insultarse por la espalda. Poco más porque las frases no excederán de los ciento cuarenta caracteres. Alzarán la cabeza y les extrañará el azul del cielo. Y que los pájaros no lo sean también. Y al compartir la foto no lo harán porque sabrán que no le gustará a nadie.

Un día facebook se quedará sin el botón Me gusta, y la gente se volverá loca.

Conoce más facetas del autor en http://elsitiodetico.blogspot.com
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Un día los pájaros dejarán de ser azules (Vicente Mateo Serra)

  1. Genial cuento, Tico. Un esbozo de lo que podría ser el Apocalipsis 2.0, que como todo Apocalipsis no es más que el inicio de un mundo nuevo. Seguro para entonces ya habrá alguien trabajando en una alternativa para devolverle lo artificial a la vida, de modo que solo será cuestión de tiempo antes de que deba aparecer la segunda parte de este cuento. O en todo caso, su versión 3.0. Saludos.

    • Muchas gracias Víctor. Viniendo de ti, con el arte que tienes, es todo un halago. No está nada mal esa idea que planteas, te invito a que lo continúes tú, aficionado como eres a los cuentos cortos. Bueno, que en estos momentos lo que tienes que continuar es la novela de ilustratura y ese sí que es un toro al que hay que mirarle de frente. No te desvíes 😉

      Saludos

      • Jejeje. Ya veré si se me ocurre algo. Y si no, creo que tus letras también dan para una buena continuación. A diferencia de mi mal hacer cuando intento adentrarme en el mundo de la ilustración, tú sí que sabes mezclar bien las dos habilidades. Ya quisiera yo ilustrar la mitad de bien que lo que tú escribes. Y por lo de Ilustratura, bueno, ese toro todavía no ha salido al ruedo, así que todavía tengo tiempo para seguir poniéndome mi traje de luces.

  2. Ángela dijo:

    O como diría Saramago: ¿qué ocurriría si un buen dia todo el mundo dejase de darle al “me gusta” porque este desapareciese por completo? Muy buena reflexión. Sí, ciertamente a mi me apena contemplar a la gente en cualquier lugar (por ejemplo el metropolitano) mirando sus móviles;nadie habla entre si, nadie se mira. Parecemos todos autómatas, y me incluyo, que me acabo de bajar el whatsapp y ando como una niña con zapatos nuevos. Curiosamente nos pasamos todo el dia enviándonos besos y abrazos virtuales, pero si nos llama un amigo para invitarnos al bar de abajo a tomar un café y charlar un rato igual le decimos que no podemos. ¿Es tal vez más cómoda la amistad virtual? siempre podemos bloquear, borrar, apartar a aquel que no nos cae bien…
    En fin, el tema da para mucho.

    Me encanta este relato tuyo.

  3. Ana Calabuig dijo:

    Lo que ha dicho Ángela es cierto. No poder quedar con alguien físicamente porque se está con gente virtualmente. Es un cambio en las formas y las costumbres. No sé si veremos algún día la desaparición del Me Gusta pero no estaría mal, aunque como también se ha comentado por ahí arriba, sacarían otra cosa. Los tiempos han cambiado y nos tenemos que acostumbrar.
    En cualquier caso, buen relato. Suerte.

    • También tienes la opción contraria, la de no poder quedar con la gente que conoces virtualmente y que ya forman parte de tu vida y que, de no ser por estos foros sociales, nunca hubieras conocido. Tienes razón, los tiempos cambian y hay que acostumbrarse. Gracias por tu comentario.

  4. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por escribir, me ha gustado tu relato, un saludo. Amaya

  5. Gracias a todos/as por vuestros comentarios. Me alegro de que os haya gustado.

  6. orgav dijo:

    Me parece interesante tu relato. Me gustó. Eso sí, para mi, Facebook, Twitter, etc me parecen una gran herramienta para dar a conocer mis letras, compartirlas y llegar a más personas. Lo peor es el EXCESO, creo que ese es gran problema de este mundo. Suerte.

    • Es cierto, bien usados son unas herramientas magníficas para llegar allá donde jamás nos hubiéramos pensado. Precisamente los grupos de facebook por ejemplo, se pueden usar como una gran medio para comunicarse entre varias personas que estén trabajando al mismo tiempo. Yo también uso las redes para lo mismo que tú, lo reconozco 😉 Lo malo es cuando se usa para el ocio más horas de las que se deberían. Muchas gracias por tu comentario.

  7. eva dijo:

    Excelente relato. Yo, que soy antiface y antitodo…entre comillas, porque no tengo más remedio que utilizarlo para no ser olvidada en mi trabajo y publicitarlo; he de decir que las redes sociales son el comadreo padre y, en ocasiones, la hipocresía y estupidez elevadas a su máxima potencia. Y ahí andamos todos, pobres diablos que somos. Me ha encantado, tanto que te copiaría la idea, pero no, mejor, con tu permiso, comparto tu relato y su autoria. Genial Vicente.

    • Adelante, comparte comparte :)Tienes razón pero como decía arriba, también son una gran herramienta, lo malo es que son medios en los que se puede hacer todo: trabajar, publicitarse, pasar ratos de ocio, etc. El Sr. facebook tuvo una brillante idea cuando lo inventó. Hagas lo que hagas nos tiene enganchados. Gracias por tu comentario.

  8. Alex de la Rosa dijo:

    Justo iba a escribir lo mismo que Ángela. Hasta a mí, que tengo 23 años y, supuestamente estoy en la “generación de las redes sociales”, “generación digital” o como quieran llamarla, me sorprende y me apena ver como vayas por donde vayas, (incluso caminando por la calle, teníendo que sortear a personas enfrascadas en sus móviles), la gente vive con la cabeza agachada sobre sus aparatitos. Más de una vez, en algún autobús, se ha sentado a mi lado una persona mayor y ha surjido ésta conversación. Pero ésto llega hasta tal punto, que a veces en reuniones con amigos, algunos aprovechan cualquier instante para echar un ojo al móvil. En fin, que verdad esa que éste tema da para mucho. En cuanto a tu cuento, Vicente, me ha gustado mucho. Una dura crítica a aquellos que por tener “Likes (Me gusta)”, “+1” y similares, se sienten más queridos. Triste pero cierto. Saludos!

    • Coincidimos. Odio cuando entre amigos les prestan más atención al amigo virtual que al que tienen delante. Cierto es que de entre todas las personas que van mirando sus aparatitos en el metro, calle, etc. habrá quien los use para sacarle provecho en su trabajo y para darle alguna utilidad interesante, pero como decís, el tema da para mucho. Ya lo hablaremos cuando escriba la segunda parte del relato 😉 Gracias por tu comentario.

  9. manolivf dijo:

    De momento aún podemos darnos cuenta de cómo la tecnología se va adueñando de nuestras vidas, aún podemos recordar cómo eran las cosas antes y oír a las generaciones que vivieron ajenas a la moda virtual pero dentro de un tiempo…lo que se quedará desfasado serán ya estos comentarios…¿lo habéis pensado? y lo peor será que quizá no nos importe. La memoria puede ser muy corta. De todos modos el ser humano cambia y de la renovación también surgen cosas increíbles, el problema está en cómo aplicarlas. Me ha gustado tu relato, Vicente, por lo actual y por lo que plantea. Un saludo.

  10. leticiajp dijo:

    ¡Pobrecitos pájaros azules! Y qué haríamos nosotros sin el botón de “me gusta”, la de tiempo que nos ahorra ;). La culpa de lo que pasa no es de las redes sociales, sino de los que no las usan de manera adecuada y como tú dices, hay muchas personas con las que no podríamos contactar y a las que ni siquiera conoceríamos si no fuera por ellas. Otra cosa es la gente que está contigo y a la vez colgada del móvil yo siempre les digo: ¿por qué no quedas con esas personas con las que hablas en vez de conmigo? Qué buen relato Tico, que siendo bien cortito, da lugar a muchísimas reflexiones.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s