El espejo (Eduardo Reina)

Disfruto mirando a la gente cuando creen que no les observo.

Cada mañana cuando subo en el ascensor, me regocijo en el silencio tenso y aprovecho para observar mirando al espejo. Unos consultan el móvil, otros miran hacia el techo. Me gusta hacerlo, me da la sensación de que les espío, que no me ven, aunque alguna vez se haya cruzado mi mirada indiscreta con las de alguno de ellos a través del espejo.

Me encanta, debe ser una enfermedad. Incluso estoy nervioso cuando espero a que llegue el ascensor, deseando que suba alguien en él. Por desgracia hoy no esperaba nadie. Otros días me hago el distraído y me sumo a la espera cuando viene gente, pero hoy tengo prisa y no puedo demorarme, así que he montado solo y para mi desgracia el ascensor se ha estropeado entre el cuarto y el quinto piso.

Solo y sin nada que mirar. Me siento en el suelo, miro el móvil, no tengo cobertura. No sé qué hacer.

Me levanto y me miro al espejo. Creo que es la primera vez que lo hago. No es tan divertido.

Miro la hora. Ya llevo más de veinte minutos esperando. Oigo que alguien hace un ruido, como si me estuvieran chistando. Miro a la puerta, pero no se abre.

Chist. Aquí, en el espejo.

Lo miro y me veo a mí mismo.

—Soy yo —me dice mi imagen. Me hecho hacia atrás y casi me caigo.

—No te asustes —dice, como si eso pudiera tranquilizarme—. Ya era hora de que alguna vez me miraras. Estamos solos. Hoy no hay nadie más.

—¿Qué está pasando? ¿Es un sueño? ¿Me he dormido?

—Seguramente, hoy nos hemos dormido y llegamos tarde. Pero hoy estamos solos y podemos hablar tranquilamente.

—Pero esto no es posible. Esto solo es un espejo.

—Extraordinario verdad. A mí también me sorprendió. Me di cuenta aquella vez que subimos con la chica rubia, ese día que llevaba el escote y me pilló mirando. No te diste cuenta, ¿verdad? Es que la de ese lado me miró con odio, mientras que la de este seguía mirando al techo.

—Pero no es posible…

—Entonces me atreví a mirarte y vi que tú seguías observando al resto. Chico, tenía ganas de hablarte, esto es fascinante.

—No, no. No puede ser, esto no es  posible. ¡Esto no es más que un espejo!

—Claro que sí, solo es un espejo —dice mi imagen riendo—. Pero, ¿sabes quién es real y quién es el reflejo?

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El espejo (Eduardo Reina)

  1. srsempere dijo:

    Muy buen relato. Me gustaría que me siguieras en http://www.cementeriodelibrosolvidados.wordpress.com Espero que disfrutes mi blog como yo disfruto el tuyo. Un saludo.

  2. Alex de la Rosa dijo:

    ¡Que bueno! No quiero quedarme sólo en el argumente en sí, porque creo que intentas crear un mensaje, aunque a lo mejor me equivoco. A mí me ha quedado el mensaje de que a nadie le gusta la sensación de sentirse observado; y pese a ésto, a veces miramos con descaro. Ésta frase me ha dado a entender algo así: “Me levanto y me miro al espejo. Creo que es la primera vez que lo hago. No es tan divertido.” No es tan divertido cuando le miran a uno. Lo que me ha despistado un poco es la parte en la que dices: “Es que la de ese lado me miró con odio, mientras que la de este seguía mirando al techo”. No sé si quieres dar a entender que una parte de esa mujer deseaba ser observada, aunque en apariencia se mostrara disgustada. Si es así, muy buena forma de dibujarlo. Me ha gustado mucho. Saludos!

  3. Ángela dijo:

    ¡Que bueno! Este es uno de esos relatos que te hacen pensar, de esos que se quedan dando vueltas en la cabeza, tal vez con más de un mensaje. Me gusta mucho. La vida es tan vertiginosa que casi no tenemos tiempo de mirarnos al espejo, pero mirarnos de verdad, por dentro, confesarnos, culparnos o hacer las paces con nosotros mismos. Y supongo que el que hablaba al otro lado del espejo era el lado canalla, el lado “amordazado”, y todas las imágenes del espejo podrían ser los pensamientos ocultos de los demás pasajeros del ascensor…, deseos cumplidos, quizás. Lo dicho, pienso que tiene más de un mensaje. interesante.

  4. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por escribir, Eduardo, me ha gustado mucho tu relato . Un saludo. Amaya

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s