Ansiedad (Carmen Ballester)

De hoy no pasaba.

La miró otra vez, esos ojos parecían suplicantes, brillantes como nunca.

Su figura rosada le atraía cual imán.

La pena inundó sus entrañas, pero una sensación de poder se apoderó de él.

Rompería ese vínculo emocional. Sería sustituido por ese embargo malévolo que le subyugaba y ruborizaba.

-( Sería así , … lo que se siente)

Podría conseguirlo.

Lo haría.

Sus manos ávidas mas temblorosas, se posaron  sobre ella.

No había escapatoria.

 

Instantáneamente,  estrépito y decenas de monedas por doquier.

Cerámica, su cerdita Rosalinda, …  cuatro trozos sobre alfombra.

 

De hoy no pasaba, … sus pequeños pasos volando hacia la juguetería.

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ansiedad (Carmen Ballester)

  1. Ana Calabuig dijo:

    ¡Qué gracia! ¡Adiós a los ahorros! Pero un juguete bien vale la pena. Saludos y suerte.

  2. Manger dijo:

    Qué pena de alcancía… pero -como dice Ana- valió la pena la alegría del chaval. Suerte. Mis saludos cordiales.

  3. amaiapdm dijo:

    Me ha encantado tu relato, en pocas palabras has llenado mi mente de imágenes, sueños y deseos. Gracias por escribir. Un saludo. Amaya

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s