Acosada por las noches (Nancy González Flores)

“De pronto se deslizó por el pasillo, al pasar por mi lado sus sorprendentes pupilas de oro se detuvieron un instante en las mías. Debí morir un poco. No podía respirar y se me detuvo el pulso”.

Fragmento de Isabel Allende; La casa de los espíritus.

He visto y escuchado tantas cosas que me arrepiento de haber dudado de su existencia. Hace más de dos años que me fracturé una pierna a consecuencia de una caída dejandome completamente discapacitada.

Durante una noche comencé a escuchar risas de niños, yo vivo sola y a mi alrededor no hay pequeños en casas vecinas y vincular lo escuchado era nulo. Pese a ello preferí ignorar por completo todo ese ruido para poder dormir, una vez que comenzaba a conciliar el sueño ligeramente jalaron la sabana de uno de los extremos, pretendí ignorar lo acontecido rezando el rosario que apretaba fuertemente al avanzar en cada misterio hasta quedar completamente dormida.

A la noche siguiente por consejo y recomendaciones de mis vecinas encendí una veladora para retirar a los espíritus chocarreros del lugar. Antes de vencerme el sueño escuché de nueva cuenta esas risas infantiles acompañados esta vez con sonidos huecos de pies desnudos corriendo cerca de la cama.

Esta vez abrí los ojos y con mucha dificultad enderecé la cabeza para percatarme de lo que acontecía en mi propia casa, cuando claramente logré visualizar la figura diminuta de un niño pequeño; delgado, pálido, blanco como una sábana, postrado en el marco de la puerta del cuarto. Recosté mi nuca en la almohada para reunir el suficiente valor para encontrar una explicación racional y no entrar en pánico.

Repentinamente percibí una atmosfera maligna en la habitación y oí esas pisadas acercándose a mis aposentos, seguido de esos tirones insistentes en la manta con la que me encontraba cubierta.

No tuve más remedio que voltear, los bellos del cuello se erizaron por completo ya que me invadió un sentimiento abominable al verme rodeada por muchos niños con rostros demacrados de ojos hundidos y petrificadas sonrisas tétricas mirándome intensamente. Estaba congelada al verme involucrada en aquel perturbante escenario. Tomé fuerzas de flaqueza sin importar mi discapacidad, levanté la voz y apoyada de mis manos con palabras coléricas y demandantes les corrí de la manera verbal que nunca antes había hecho en toda mi vida.

 Esperando una réplica por parte de esas criaturas diabólicas, que por lo contrario fueron desapareciendo lentamente hasta no estar ahí. Nunca más volví a saber de ellos pero aún así no deja de ser una experiencia fuera de este mundo.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Acosada por las noches (Nancy González Flores)

  1. lilian costamagna dijo:

    Hola, ¿me perdí algo? No he recibido información sobre el tema del mes/tema libre, ni los resultados del mes pasado. Por favor, ruego ponerme al tanto. Lilián Date: Fri, 26 Sep 2014 12:17:31 +0000 To: liliancostamagna9@hotmail.com

  2. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por escribir y hacermne pasar un rato agradable, un saludo literario. Amaya

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s