Carta de amor (Patricia López Cianca)

Amante, amado, amigo, siempre quise decirte que te amé, en cada minuto, de cada segundo que me prestaste tu atención. Decirte que adoraba la simpatía con la que me achuchabas en tu pecho, y lo dulce de tus labios al pronunciar mi nombre.

Me gustaba tu sonrisa, tu aliento, tu voz… tu respiración en mi oído al hacer el amor, tu olor al levantarme por la mañana impregnada de ti, la sencillez con la que me adorabas, y me hacías sentir de tu vida lo mejor.

Sentí en ti, mi hogar, mi refugio, mi paz. Mi verdadero y único objetivo por el que luchar.

Me gustaba también, cuando me acariciabas, con tus ojos fijos en los míos, sintiendo de aquel modo el amor.

Rozarte era mi máxima ilusión, sentir ese escalofrío que me recorría de pies a cabeza si me mirabas, desde lo mas hondo del alma y del corazón.

La rapidez de tus pies veloces, cuando sentías que algo me ocurría, tu pañuelo presuroso por secar mis lágrimas llenas de sin razón.

Siempre, y siempre es mucho tiempo, quise darte de mi todo lo mejor, aunque muchas veces no lo hice así, y te mostré mi lado peor.

¿Recuerdas cuantas veces me lloraste? ¿Recuerdas cuántas veces te ignoré? Lo siento, cuantas veces quise decirte que lo siento…

Te busqué, en cada cara, en cada esquina, en cada lugar, quise verte a toda costa, aunque no supiera donde te podría encontrar, hasta imaginé que te encontraba, para decirte todo esto, pero, tengo que decirte algo más, nunca, y nunca es mucho tiempo, podré corregir mis errores, nunca volveré a ir en tu busca cuando nos enfademos, nunca te pediré perdón, porque esto que siempre te quise decir, ahora es demasiado tarde. Y demasiado tarde, no es mucho tiempo, sino todo el tiempo, ese que ya no regresa mas, eterno, eterno como aquel beso que nunca nos volveremos a dar, eterno como la distancia que nos separa, eterno e imposible, como que ya no estás.

Si pudieras ver, que soy alguien mejor, alguien con quien compartir, confiar y soñar, alguien a quien puedes coger de la mano y echar a volar. Sin problemas, sin dolor, ni inconvenientes, sin confusiones que destruyan la pasión. Qué feliz serías si me vieras…

Lo que sí quisiera que supieras, es de mi amor imperecedero, eterno e inmortal, ese que traspasa fronteras, cielos, mares y mundos, el que se alimenta del alma y de tu recuerdo.

Ese que aunque el tiempo no vuelva atrás para decirte lo que nunca te dije, atraviesa el tupido velo que nos separa entre la vida y la muerte y te lo hace saber, para que lo sepas, para que me esperes, y para que me perdones.

Y una cosa mas, espero que ese mucho tiempo y espacio que nos separa, no sea mas que un ligero e insignificante viaje en ésta vida, a veces injusta, que nos hace vivir en dos mundos diferentes a sabiendas de que nunca nos dejaremos de amar.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema libre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Carta de amor (Patricia López Cianca)

  1. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por escribir, me ha gustado tu relato. Un saludo. Amaya

  2. PATRICIA LOPEZ dijo:

    Gracias a ti. Un saludoo

  3. Manger dijo:

    Muy romántico y bien escrito. Mis saludos, Patricia.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s