Su única alternativa (Arecibo)

–¿Es lo único que puede ofrecerme?

–Créame que lo siento.

Lo dijo sin una pizca de emoción, la barbilla apoyada sobre los dedos entrelazados y una sonrisa de circunstancias partiéndole el rostro en dos; la disculpa programada del profesional que no se implica emocionalmente con su paciente, limitándose a exponer el caso de manera clara, escueta y, ante todo y sobre todos, fríamente objetiva.

–Hágase cargo de la situación. Hace relativamente poco que terminó la guerra. Salimos vencedores, cierto, pero a un alto precio.

»Los suministros que requiere la intervención por la que está interesado son muy difíciles de conseguir, sólo disponibles para muy pocos casos.

–Para muy pocos bolsillos, querrá decir.

–Si así es como lo prefiere… Sea como sea, la cuestión es que le ofrezco una alternativa igualmente efectiva y que su seguro sí cubre. No hay otra solución, debe comprenderlo.

–Es usted el que no lo comprende. ¿Sabe lo cruel que podemos llegar a ser con los demás? Me llamarán Cyborg, Mediohombre,… Robocop. Yo lo he hecho, antes, cuando era… normal.

»Ahora me arrepiento tanto…

El cirujano asistió impasible a la tragedia mil veces expuesta con anterioridad –concretamente, en ochocientas noventa y una ocasiones–, marcando el tiempo de silencio que estaba fijado aguardar antes de concluir una situación que había pasado a calificarse de tediosa. Tres, dos, uno,…

–Deberá perdonarme si soy brusco con usted, pero no me ha dejado más remedio. He sido sincero y objetivo. Comprensivo, debería añadir, y no hace más que hacerme perder el tiempo, importunando así al resto de mis pacientes. Le expondré por última vez la situación: su pierna se encuentra en muy malas condiciones. La intervención de urgencia llevada a cabo sólo consiguió retrasar lo inevitable, siendo necesario sustituirla por un implante artificial. Y cuanto antes, mejor.

»Mírelo por el lado bueno –la profesionalidad del cirujano tomó de nuevo las riendas–. Si lo que realmente le preocupa es que lo tachen de diferente, y teniendo en cuenta el actual estado de crisis en que nos encontramos, que además se prevé largo, puede creerme cuando le digo que cada vez serán más los que usen este tipo de implantes. Debe saber que se han vuelto muy populares, por precio, eficacia y facilidad de mantenimiento gracias a las actuales técnicas de clonación, cuyo coste es, todo sea dicho, poco menos que insignificante. Los Cyborg, como usted los ha llamado, serán mayoría tarde o temprano, y entonces no tendrá motivo del que avergonzarse.

–Pues menudo consuelo…

–Hagamos una cosa. Mientras completo su informe, lea el folleto de nuestro proveedor, la Corporación AEDA. Le aclarará muchas dudas.

 

«AEDA pone a su disposición las mejores prótesis artificiales del mercado. Al contrario que las ofertadas por la competencia, nuestros especímenes humanos son criados en completa libertad, alimentándose de manera cien por cien natural para obtener así un producto de calidad superior. Nuestros procesos de reproducción asistida nos permiten cubrir ampliamente la demanda, contando además con las más avanzadas técnicas en el campo de la clonación humana que nos permite asegurar la funcionalidad de su implante de por vida, pues el material humano, como bien sabrá, es mucho más fácil y económico de reparar que nuestra compleja naturaleza robótica.

Usted sólo deberá preocuparse de elegir el color que más le satisfaga. ¿Negro azabache? ¿Blanco ártico quizás? ¿O qué tal un elegante tono dorado? Tenemos un completo catálogo de colores a su disposición y, si lo desea, podrá visitar una de nuestras granjas de crianza, garantizándole un día muy agradable con los suyos. Haga su elección y nosotros nos encargaremos de encontrar el material que mejor se adapte a sus necesidades.

Con nuestros implantes humanos será el androide más elegante de la comunidad, y sin coste alguno por su parte. Deje que seamos nosotros los que trate con su seguro y olvídese del molesto papeleo; sólo disfrute de su nueva imagen.

AEDA, el ayer al servicio de hoy»

 

–Ahora dígame, Unidad Tractora… MAN-25-31. ¿Ha tomado ya una decisión?

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Artificial" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Su única alternativa (Arecibo)

  1. Buenísimo, comparto en la página de mi revista.

  2. amaiapdm dijo:

    Gracias por escribir, me ha gustado mucho tu relato. Un saludo literario. Amaya

  3. Una fina y certera referencia a la artificialidad de una vida hueca que. olvidando los valores del hombre como tal como tal, se ha involucrado en una carrera de plásticos y metales para reemplazar, quizás no muy lejos en el tiempo, hasta esta alma que hoy nos permite calificar estos relatos como de ciencia ficción. Muy pronto dejarán de serlo. La ciencia está equivocando caminos al perder en rincones absurdos su esencia humana. ¡Muy bueno tu relato, te felicito!

  4. Arecibo dijo:

    Una reflexión en voz alta del… ¿Mundo al que nos dirigimos?
    Un saludo y gracias por tus palabras.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s