Ese largo amor que agoniza en 5 caladas (Ana Ortega)

Ella sale al jardín, entre sus dedos lleva un cigarro. Lo enciende, se sienta para dejar su mirada prendida de las nubes pero se olvida de verlas, para colgarse de las imágenes que ahora se encienden en su cabeza.

Primera calada. Biarritz: el verano pasado.

Llueve sobre la terraza de la habitación 203. Él está escribiendo en su libreta, ella se asoma y contempla la escena.

-¿Qué haces?

– Escribo mi vida. Tú no eres la única escritora de la casa.

– Me gusta. Es una buena terapia.

– Sí. Creo que mi vida tiene derecho a una segunda oportunidad. Me ahogan estos 18 años contigo.

Segunda calada. San Juan: unos días después.

Él y ella están en la cama, acaba de amanecer y como siempre uno de ellos ha dormido mal. Los dos tienen apoya su cabeza en la misma almohada y sus miradas se entrelazan en el techo. Él se gira hacia ella.

-Ya no te cuidas.

– ¿A qué viene eso ahora?

– A que ya no quedas bien a mi lado en las fotos.

Tercera calada: Madrid: vuelta de vacaciones.

Ambos están sentados en los escalones del patio de su casa. Es de noche, es una noche cálida y pegajosa. Ella sin mirarle le habla.

-No soporto tus eructos. Sabes que los odio y lo continúas haciendo ¿Qué? ¿Quieres provocarme?

-No te preocupes, no lo voy a volver a hacer. ¿Cuánto quieres por deshacerme de ti?

Cuarta calada. Madrid: ya en otoño.

Están tomando el aperitivo en la terraza de un parque. Frente a ellos hay dos chicas de dieciocho años tumbadas sobre la hierba, tomando los tenues rayos de sol de octubre.

Él, sin dejar de mirarlas ni por un momento, le comenta a ella.

-¿Las ves? Huelen a hembra fresca. Cuando hacen el amor contigo, te miran con esos ojos de admiración que te dicen a voces: tú eres el mejor.

Quinta calada. Madrid: finales de otoño.

Llueve, es por la mañana pero hay tanta oscuridad que podría ser de  noche. Ella le espera en la cocina, sabe que es el último día que le dirá que pase un buen día. Él aparece en escena y con una sonrisa falsa la besa levemente en la mejilla, mientras murmullan algunas palabras.

-Bueno, no te preocupes por mí. Estaré bien. Ya nos veremos.

Sale de la cocina en la que tantos cafés tomaron juntos, de su mano prendida  una maleta. Todo lo que necesita para emprender una nueva vida. Ella no quiere mirar por la ventana como su coche, el que un día también fue suyo, se aleja de ella.

El graznido de un mirlo le ha hecho volver a ese instante presente que tanto le pesa. Aplasta la colilla sobre el cenicero. Se levanta y lo abandona. Un soplo de viento eleva las cenizas y por un instante, bailan por el aire. Se van para no volver.

Ella ahora se refugia entre las sábanas ya frías. Quizá necesita volver a recordar quién era, cuáles eras sus sueños y lo que realmente quería para su vida.

Quizá, el final es solo el principio de algo mejor que ha de llegar, quizá.

Conoce más sobre la autora en http://soficoandmum.com/

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Cenizas" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ese largo amor que agoniza en 5 caladas (Ana Ortega)

  1. Luisa dijo:

    Me ha parecido muy original. Gracias por compartirlo.

  2. Nelaache dijo:

    Muy original y ameno. Me ha gustado. Enhorabuena

  3. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por escribir, Ana, me ha gustado tu relato que se va hundiendo en la tristeza. (Tendrías que rectificar una palabra que se ha colado a medias “apoyada”). Un beso literario y felices fiestas. Amaya

  4. manolivf dijo:

    Crónica de un desamor este relato, que recorre a la inversa el camino de una relación, cuando la cuenta atrás comienza. Me ha gustado. Suerte. Felices fiestas.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s