No eres tú, soy yo (Laura Pena)

-Mejor no vamos, que seguro que nos mojamos.

Miré al cielo y casi me quedo ciega. Un sol radiante y ni el más mínimo atisbo de nubes fueron los culpables

-¿Mojarnos? -dije, tapándome los ojos con la mano y bajando la cabeza-. ¿Con qué?

-Con la lluvia, Mari, que con lo monas que vamos, seguro que nos llueve y se nos estropea la cita.

Aquel diecisiete de julio llovió. Contra todo pronóstico el cielo se cerró y se llenó de nubarrones negros que descargaron con furia en cuanto llegamos a la cita a la que, finalmente convencí a Marta que fuésemos.

No le di mucha importancia, eran cosas que pasaban, pero después de un día juntas de compras en el que nos quedamos encerradas dos horas en el ascensor del centro comercial, del que nos sacó un operario maloliente, de que se me cayera por encima el refresco que compré con la comida y de que cuando nos pusimos a comprar habían arrasado con todos los chollos y al salir del centro comercial pitó la alarma de la única blusa que me había gustado y que la dependienta había quitado mal,  llevándonos otras dos horas a un cuartucho y siendo interrogadas por el guardia de seguridad, más gordo y casposo que había visto en mi vida, lo tuve claro: Marta era gafe.

Intenté evitarla, pero lo cierto es que es una chica genial, divertida y muy guapa y atrae a muchos chicos. Cuando me decidía a  volver a quedar con ella, siempre nos pasaba algo que nos arruinaba nuestros planes y nuestras citas

Hoy me ha llamado, pero le he dicho que estaba enferma. Es mentira, estaba perfectamente, pero había conseguido quedar con Toni y no quería que me lo arruinara.

Hemos ido al cine, pero ha sido un desastre. Estaba tan nerviosa que no paraba de comer palomitas y a mitad de la película me ha entrado un dolor terrible de barriga. No quería salir, pero he empezado a sudar y no podía contenerme más. Me he levantado para ir al baño y se me ha escapado una ventosidad. Cuando le he echado valor y he vuelto, Toni ya no estaba.

He vuelto sola y al pasar por la casa de Marta, la he visto morreándose con Fer.

Al fin lo sé: la ceniza era yo.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Cenizas" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No eres tú, soy yo (Laura Pena)

  1. Carto Péreton dijo:

    Hola Laura, me ha gustado el planteamiento del relato, sencillo y con sorpresa final, mis preferidos. Un saludo.

  2. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por escribir, me has hecho pasar un rato muy agradable leyéndolo. Un saludo literario y felices fiestas. Amaya

  3. Nelaache dijo:

    Un relato con final inesperado. Muy divertido. Felicidades

  4. orgav dijo:

    Felicidades, buen quiebro del final.
    Suerte Laura.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s