Fiesta de cumple-muerte (Amaya Puente de Muñozguren)

He sido la primera en conseguirlo, ¡He hecho reír a Dios!, nadie daba un duro por mi iniciativa pero, después de pasar media vida haciendo el comentario típico de :”Nadie ha venido del otro mundo para hablarnos de él”, me atreví a acercarme a Dios y hacer un trato: si yo le hacía reír –estando como está el mundo no era tarea fácil- Él me dejaría contarle al mundo lo que es el fin para el ser humano, o lo que es lo mismo: estar muerto.

Dios no ha parado de reír desde que gane la apuesta y eso nos ha animado un poco más a todos. Me voy a explicar, aquí no tenemos cuerpo, ni ropa ni imagen, somos como pompas de jabón que flotamos en un útero inmenso. Flotamos y nos movemos a impulsos de nuestra memoria y nuestros deseos, chocamos suavemente unos contra otros y eso es como un masaje o una caricia muy preciada. Al principio, cuando llegamos, estamos raros, buscamos lo conocido y no sabemos movernos pero en cuanto nos damos cuenta de que nos basta con pensar en algo para estar allí, descubrimos como funciona este nuevo mundo. Para conseguir la total transparencia tenemos que ser olvidados por nuestros seres amados y soltar las amarras que nos atan al otro mundo;  en cuanto dejan de recordarnos cada día y sufrir por nuestra ausencia nos volvemos cada vez más transparentes y coloridos,-como pompas de jabón en las que se refleja el arcoíris-, y podemos acceder a nuestros más bellos recuerdos, solo necesitamos pensar en el abrazo de nuestra pareja cada noche, antes de dormir, para volverlo a sentir con toda la intensidad de un hecho real, como eso podemos recordar mil cosas que nos llevan a ese sentimiento exacto: podemos navegar a vela como aquél día de verano, salir de ruta en moto con nuestros amigos de siempre y sentir la caricia del viento, o del mar en nuestra piel desnuda, esa que ya no tenemos pero que sentimos. Solo hay una cosa que no podemos rememorar y es el momento de nuestra muerte, los cinco últimos minutos se han borrado de nuestra memoria y así no puede haber rencillas al saber que por culpa de este o de aquél perdí la vida en tal o cual accidente o en este u otro fallo de quirófano. Es divertido pensar en motos –por ejemplo- y verte rodeado de moteros, amigos y desconocidos que saben de motos tanto o más que tú. A veces, al ver a Anselmo, o a Carmen, o a tantos que se fueron antes que tú (su esencia, su pompa de jabón), te da la sensación de saber algo más de ellos a lo que no llegas nunca porque esa sensación se diluye enseguida. Cuando te cansas de ver moteros puedes optar por ir a museos o tener charlas con los grandes escritores de todos los tiempos o sentir como los mejores músicos sentían su música y charlar con ellos de esencia a esencia, de corazón a corazón. Lo mismo pasa con los deseos de comer, beber o fumar, puedes paladear de nuevo las ostras que tomamos en Vigo, el reno que comimos en Finlandia o el canuto que se fumó un amigo y que nos dejó a todos con cara de tontos. También está la familia –si es que decides verla o ellos deciden verte a ti- pero sin reproches ni malos modos; atrás quedan las quejas porque no terminaste la carrera o porque te casaste con el más cursi del barrio –ese que parecía de la otra acera- o te liaste con alguien tan mayor, o decidiste ser feliz junto al más insignificante de todos, ese que en su interior guardaba un volcán de amor solo para ti y que ahora, por fin, empieza a ser feliz en otros brazos y te deja ser –ya era hora-totalmente transparente en este mundo de sensaciones, ternura y felicidad. Cuando todo termina, cuando llega el fin, estamos a las puertas de una nueva forma de vivir en la que sabemos que todos vais a terminar llegando a nuestro lado. No tengas prisa, la espera es muy agradable. Voy a recordar aquel helado de limón y chocolate que me tomé en una barca del Retiro con mi primer amor. Os espero. No tengáis prisa.  

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Tema del mes "Fin" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Fiesta de cumple-muerte (Amaya Puente de Muñozguren)

  1. manolivf dijo:

    Qué bello relato, Amaya!! No sé cómo habrás hecho reír a dios, pero después de leer este texto que destapa sonrisas, creo que puedes hacerlo perfectamente. Enhorabuena, y felices fiestas.

  2. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por leerme, Mamolivf, y mis mejores deseos para que se cumplan todos tus sueños y disfrutes de estas fiestas. Un beso y un te quiero literario. Amaya

  3. Tritio dijo:

    Yo creo que a todos los que lo leemos nos pasa lo mismo (al menos a mí), nos quedamos con un sentimiento de (llamémoslo) “frustración” al no leer cómo has hecho reír a Dios. Al comienzo todo apunta a que lo sabremos (luego sabemos algo mucho más importante, claro) y da un poco la sensación de vacío al no enterarte al final… pero más que frustrante, es un relato precioso y muy tierno. Me ha gustado 🙂

  4. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por leerme y por tu comentario, Tritio, es un placer poderos “frustrar” un poquito y arrancaros una sonrisa, es mi mayor satisfacción, gracias por regalármela. Un saludo literario y felices fiestas. Amaya

  5. Jorge Alberto Parra Gomez (Albertocinco) dijo:

    Y todo esta consumado, adios materia y efimero paso, que hermoso es ver la luz del mas allá y como tu dices: como pompas jabon… es la libertad. Excelente relato.

  6. Arecibo dijo:

    Precioso relato, Amaya. No tengo ninguna prisa por convertirme en pompa de jabón, pero sí por leer tu próximo relato.
    Un saludo.

  7. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por tu comentario, Arecibo, tus palabras son un gran premio para mi. Un saludo literario. Amaya

  8. amaiapdm dijo:

    Muchas gracias por tu comentario, Arecibo. Es un placer leerte. Un saludo. Amaya

  9. Marimar dijo:

    Seré una pompa multicolor y te esperaré, pero… no hay prisa por flotar junta. Llenemonos de sentimientos que irisen de colores nuestras pompas. Precioso hermanísima! ❤

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s