Querido uno (Pablo Andrés Rial)

Estoy en viaje, un poco demorado y rodeado de personas con una sonrisa cada vez más pequeña, ellos perdieron el fin por no llegar al lugar de destino, ahora sólo quieren bajarse, ya no importa dónde, pero las puertas aún no abren, una niña grita desaforadamente se tira al suelo y da patadas al aire, será algo que tal vez perdió, algo que estaba acompañándola por mucho tiempo aún así ella sigue creciendo.  Te cuento que los viajes tienen un poco de nuestra casa, de cerca se pueden las puerta de una misma mujer con distintas caras en sus años blancos se la ve nerviosa, ansiosa sujeta a una idea creando cuentos con personas reales mientras entretiene la espera y lleva la cuenta en un papel de preocupaciones. La casa tiene mucho de ello mucho de cuadra, una profundidad que la pintura no deja ver.  Querido uno, arribo finalmente en las piezas de un dominó desconocido descocido que encontré en algunos escritos cuando ese capricho de infante no eran sino las palabras fugaces chocándose por querer explicar la existencia de un caminante, y llevo hoy conmigo un reloj que abraza mis tiempos, espero entonces entiendas ahora el porqué de mi ausencia.

 https://www.youtube.com/watch?v=2QYNux_x9_E

www.facebook.com/mordiendonubes

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s