Una tarde con Mozart (Pablo Andrés Rial)

Despacio va cayendo entre los espejos de la lluvia la tarde gris condecorando un nuevo momento a cada instante, un ritmo de verdes plantaciones que se fueron de sus masetas enamoradas del viento, la serenidad de un cuento que consume la candela posada sobre una modesta mesa de hogar en la sala de estar, voy charlando con las brasas que dan el brillo preciso a la copa de  vino, los libros están escritos, las sábanas mantienen el mismo perfume que los jazmines del jardín, estoy con un pañuelo de raso acariciando la plenitud con la que duerme el gato en el sillón de abrazos ahí acostado como rey, ha sido coronado por una mujer que ama a los felinos, me trae sus canas de seda, la sonrisa de un barco que está naufragando hacia el otro lado de la habitación, veo flotar escarpines a crochet y el cielo se está alejando de mis cuadros de unos siglos claros, como la misma fortuna que me da la imagen viva.

https://www.youtube.com/watch?v=2QYNux_x9_E

www.facebook.com/mordiendonubes

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s