Uno (Mar)

Uno

No, Uno no tiene guardado en la recámara la bala que dará el pistoletazo de salida para su nueva vida. No se imagina lo que puede pasar el mismo día en que se levanta, se ducha, desayuna y llega a su trabajo un día más, pero no es un día más, un imprevisto golpe, de suerte o no, sorprende a Uno.

Uno no sabe si en en el cambio esta la suerte, pero intuye que todo cambio matiza en claroscuros; así es la vida, en el mismo día aclara y oscurece. Uno vuelve a casa al atardecer y se pregunta que hacer con su nueva vida, una vida imprevista, no planeada, no deseada, o sí. Espera despierto al claro del día, abre la ventana, al norte se acercan nubarrones, al sur parece aclarar. Decide salir y afrontar con fortaleza y valentía su nueva situación, pero no coge el paraguas, porque puede ser que llueva, o puede que finalmente salga el sol.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s