Noviembre (Jesús Zaplana)

Quizá era noviembre. Estabas sentada aquí mismo. Yo era bruma; tú, candil: estábamos condenados a desamarnos. En esta imprecisa hora me sobrevienen imágenes deshilvanadas, macilentos espectros proyectados sobre la menguante luna de este tren de cercanías.

Ese es el improbable botín conquistado a tus vaporosas promesas, el triste billete que picaste, de forma indeleble, en mis frágiles versos. Era noviembre, claro; te apeaste, aún en marcha, de aquel otoño enfermo de perentorias urgencias y palabras prohibidas.

Nunca sabremos cuántos andenes más, qué anhelantes paisajes quedaron huérfanos de nuestros besos.

Era noviembre. Seguro.

Descarrilaste mi corazón por el camino.

Sigue a Jesús en twitter: @kirke_CT

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s